Sede del Tribunal Supremo en Madrid
Sede del Tribunal Supremo en Madrid. 7 de noviembre de 2018. Juan Medina / Reuters

El auto con el que este martes el Tribunal Supremo de España ordenaba la paralización cautelar del dictador español Francisco Franco, contiene una frase que ha levantado la polémica. El documento, firmado por los cinco magistrados que componen la Sala, afirmaba que el dictador fue jefe de Estado desde el 1 de octubre de 1936 hasta el 20 de noviembre de 1975, día de su muerte.

El 1 de octubre de 1936 lo que se produjo, en plena Guerra Civil, fue el nombramiento de Franco por parte de sus mandos militares como «jefe del Gobierno del Estado español». Es decir, fue nombrado por un grupo de militares sublevados dos meses después de que comenzase la Guerra Civil, en aquel momento sin ninguna legitimidad. Porque lo cierto es que durante todo el conflicto armado, que se prolongó durante tres años, el jefe de la República española fue Manuel Azaña, que recibió el apoyo de 754 diputados de los 874 que conformaban la Cámara legislativa española en aquel momento.

La afirmación del Supremo ha causado indignación e intensas críticas. El líder del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, lo ha tachado de «auténtica barbaridad» y ha insinuado que «quizá la cercanía de uno de los jueces a la Fundación Franco, en algunos de cuyos actos ha participado, explique esto». Su compañero de coalición, el diputado Alberto Garzón lo ha resumido como: «Franquismo institucional que sale por los poros del sistema democrático».

Conocidos periodistas también han censurado la frase contenida en el auto. Lucía Méndez se ha preguntado si los magistrados no saben Historia, mientras que Toño Fraguas sostiene que la sentencia del auto legitima «un golpe de Estado» y deja «fuera de la ley a quien era el auténtico jefe del Estado».

El periodista e investigador Diego E. Barros lo interpreta como que el Tribunal Supremo asume «sin despeinarse, la historiografía fascista del Régimen» y que se come «la legitimidad del Gobierno del Estado (la República) y los tres años de guerra civil».

Otro reputado periodista español, Max Pradera, comentaba también en las redes, cómo uno de los cinco magistrados que componen el polémico Tribunal, José Luis Requero, es padrino de la hija del abogado de la familia Franco.

El 18 de julio de 1936 se producía un golpe de Estado contra el legítimo Gobierno de la II República española, y su fracaso dio lugar a un sangriento conflicto civil que culminaría casi tres años después, el 1 de abril de 1939, con la victoria del bando sublevado, encabezado por el general Francisco Franco, que se convertiría en jefe de Estado y dictador hasta su muerte casi cuatro décadas después.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.