Ali Lariyani
El presidente del Parlamento iraní, Ali Lariyani, reunido con la legisladora francesa Marielle de Sarnez en Teherán, 15 de junio de 2019. (Foto: ICANA)

“A pesar de las múltiples negociaciones que se llevaron a cabo, la promesa del presidente francés a su homólogo iraní de salvar el acuerdo nuclear no ha sido cumplida” ha aseverado Ali Lariyani, en una reunión mantenida este sábado con la presidenta de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional de Francia, Marielle de Sarnez, en Teherán, la capital persa.

El jefe del Legislativo persa también ha lamentado que el Gobierno galo todavía no ha adoptado las medidas necesarias para poner en marcha el mecanismo especial creado para los pagos entre Irán y la Unión Europea (UE), llamado Instex (acrónimo en inglés de Instrumento de Apoyo a Intercambios Comerciales).

El Reino Unido, Francia y Alemania lanzaron el pasado 31 de enero de forma oficial el tan esperado mecanismo de pago directo, destinado a proteger los vínculos de Europa con Irán ante la amenaza de Washington de sancionar a los que mantienen lazos comerciales con del país persa.

“De hecho, debería decirse que el mecanismo Instex ha permanecido solo en el papel”, ha criticado Lariyani, además de indicar que el canal de pago propuesto por los países europeos no ha provocado ningún cambio en el comercio exterior de Irán.

El político persa, sin embargo, ha enfatizado la importancia de las cooperaciones económicas y bilaterales entre Teherán y París. “Francia puede jugar un papel muy importante en la región”, destaca Lariyani.

Por su parte, la legisladora francesa ha expresado el pleno apoyo de los países europeos al pacto nuclear —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)— y ha explicado que el Gobierno galo está decidido a implementar este acuerdo internacional, pese a la retirada unilateral de Estados Unidos y la reimposición de sanciones antiraníes.

A pesar de que las autoridades europeas han prometido en reiteradas ocasiones que pondrán en marcha el Instex, este mecanismo hasta ahora no se ha activado, lo que ha provocado críticas por parte de las autoridades iraníes.

Ante la inacción de los europeos respecto al Instex y la adopción de medidas para compensar la retirada de Washington del pacto nuclear, suscrito en 2015 entre Irán y el entonces Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), la República Islámica decidió en reciprocidad suspender algunos de sus compromisos en virtud del mismo. De igual modo, estableció un plazo de 60 días a sus socios europeos para que asuman sus responsabilidades adquiridas con Teherán.

Aunque Europa rechazó el “ultimátum” de Irán, prometió “trabajar para salvaguardar el pacto”. Los signatarios no europeos del acuerdo, es decir, Rusia y China, consideran que la decisión de Teherán es culpa de Washington.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.