Fitoplancton bioluminiscente en las aguas costeras de California (EE.UU.), 2018. George Krieger / Reuters

En las noches de verano, las aguas costeras de China emiten un misterioso brillo azul, que se ha convertido en una importante atracción turística en los últimos años.

El fenómeno, conocido como ‘lágrimas azules’, es causado por la floración de organismos unicelulares bioluminiscentes llamados ‘chispas de mar’ (Noctiluca scintillans), que irradian una luz azul cuando los perturba el movimiento de agua.

«La gente piensa que es romántico. Es tóxico»

Por muy hermoso que parezca el fenómeno, un nuevo estudio publicado en la revista Geophysical Research Letters advierte que está creciendo año a año y que puede ser tóxico para la vida marina.

«La gente piensa que esto es romántico y hermoso para ver por la noche. Es tóxico», recalca en declaraciones a Live Science Chanmin Hu, oceanógrafo de la Universidad del Sur de la Florida y coautor del estudio.

Tras analizar datos obtenidos por satélite a lo largo de los últimos 19 años, Hu y su equipo han descubierto que la floración, que normalmente se observa cerca de la costa, se está extendiendo hacia aguas más profundas, probablemente debido a la contaminación en el río Yangtze, que desemboca en el mar de la China Oriental.

Ello puede afectar a las criaturas marinas, desde peces hasta las tortugas, ya que, cuando este organismo se alimenta, libera amoniaco y otras sustancias químicas que envenenan el agua que lo rodea, además de ser capaz de absorber casi por completo el oxígeno. «El oxígeno en el agua es tan bajo que muchos animales pueden morir», alerta Hu.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.