Maestros piden al Gobierno garantizar su derecho de pago por su trabajo en la educación nacional. | Foto: El Universo

Los jubilados mantienen su posición de protesta pacífica e instan a otros sectores sociales a solidarizarse con su causa.

Pensionados del Magisterio de Ecuador anunciaron este lunes que mantendrán la huelga de hambre, que ya cumple 13 días, frente a la Asamblea Nacional hasta que el Ministerio de Finanzas pague en efectivo, no en bonos, las compensaciones por el retiro en sus funciones.

El representante del profesorado, Alfonso Yánez, confirmó que, a pesar de sostener reuniones con delegados del ministro de Finanzas, Richard Martínez, no se llegó a un acuerdo porque la propuesta es pagar el dinero con bonos y no en efectivo.

«Nosotros no podemos ir con bonos a mercados, ni a la farmacia (…) la huelga de hambre es una alta expresión de lucha pacífica ¿Cuántos muertos necesita el señor presidente para que nos solucione el problema?», indicó el representante de la Coordinadora de Jubilados y Pensionistas de Guayas, Manuel Antón.

Como parte del reclamo por el incumplimiento de los pagos, decenas de docentes han expresado sus demandas con pancartas, arengas y uno de ellos se crucificó simbólicamente.

Asimismo, las organizaciones magisteriales crearon dos comisiones para solicitar a la Cruz Roja y a la Municipalidad de Quito y Guayaquil, zonas consideradas con mayor afluencia de manifestantes, para que facilite baños y duchas portátiles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.