Los cursillos de adiestramiento en el manejo de armas tienen una duración de dos días. Estos se llevan a cabo en el centro de entrenamiento Flatrock para enseñar a disparar en los momentos de tiroteos que puedan surgir de aquí en adelante en los colegios.

Hasta el momento, la trasnochada idea de Donald Trump de armar a los maestros y maestras, ha llevado a que más de 200 de estos y empleados de las escuelas reciban, ya, entrenamiento para usar armas de fuego en Commerce City, en el estado de Colorado.

Este estado es uno de los 32 que permiten portar armas fuego dentro de los límites de la escuela, y se estima que 34 distritos escolares en Colorado permiten que los maestros y administradores porten armas ocultas.

Como se sabe, en Estados Unidos comprar armas de fuego es casi tan fácil como adquirir pan, lo que ha llevado a que miles de personas hayan muerto víctimas de tiroteos, incluidos los que muy a menudo tienen como escenario centros escolares.

Nada que sorprenda en un país que se construyó a base robar (mediante guerras y compras a punta de rifle) buena parte de lo que hoy es su territorio (Estados Unidos consiguió su independencia con 2,3 millones de km2. Actualmente cuenta con 9,4 millones de km2, sin contar las posesiones exteriores). Si a esto le sumamos los inhumanos gobiernos que han tenido a lo largos de su sangrienta y usurpadora historia, ya ni que decir tiene.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.