Tras la decisión de EE.UU. de aprobar la venta de armas a Taiwán, China ha decidido imponer sanciones a las empresas norteamericanas relacionadas con las exportaciones de aviones de combate a la isla, afirmó el miércoles el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Geng Shuang.

La declaración de la Cancillería china se produce después de que el 20 de agosto trascendiera que el Departamento de Estado de EE.UU. dio luz verde a una posible venta de aeronaves de combate F-16 a Taiwán por valor de 8.000 millones de dólares.

«Interferencia en los asuntos internos de China»

La decisión del Gobierno estadounidense «viola gravemente las normas del derecho internacional y las relaciones internacionales, el principio de ‘una sola China’ y los tres Comunicados Conjuntos China-EE.UU.», declaró el diplomático, agregando que la venta de armas a Taiwán constituye «una seria interferencia en los asuntos internos de China» que puede poner en riesgo su soberanía y seguridad.

«China manifiesta su protesta a este respecto», dijo Shuang, señalando, asimismo, que el gigante asiático «tomará todas las medidas necesarias para proteger sus propios intereses».

En este sentido, el vocero chino de Exteriores anunció que su país sancionará a cualquiera empresa relacionada con dichas ventas. La exportación que se halla en el origen de la polémica incluiría 66 aviones, 75 motores General Electric, además de otros sistemas y componentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.