Rodong Sinmun rememora la caza de coreanos durante el gran terremoto de Kanto.

67

Pyongyang, primero de septiembre (ACNC) — Pasaron 96 años desde cuando los imperialistas japoneses lanzaron en Kanto una operación genocida que dejó como saldo la muerte de decenas de miles de coreanos inocentes.

Este crimen sin precedentes en la historia de la humanidad vibra al pueblo coreano de indignación y odio a esos matones.

Denuncia así el diario Rodong Sinmun en un artículo individual divulgado hoy y prosigue:

La masacre de coreanos en Kanto fue el crimen organizado y premeditado para mantener el poder tomando como chivo expiatorio al pueblo coreano y un producto de la bestialidad del clan de los Samuráis.

El gran terremoto de Kanto, manchado de la sangre de los coreanos, no pasa de ser un episodio de la historia de agresión de Japón, signada de saqueo, destrucción y matanza.

A pesar de los inexpiables crímenes cometidos en el siglo pasado durante la ocupación del territorio coreano, los reaccionarios japoneses andan desesperados ahora para eludir su responsabilidad legal y moral.

Este hecho multiplica la voluntad del pueblo coreano de ajustar cuentas finales con Japón que está buscándose las desgracias irreparables.

Serán pagados sin falta todos los crímenes perpetrados por los imperialistas japoneses contra el pueblo coreano, inclusive la matanza durante el gran terremoto de Kanto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.