Estados Unidos trató de sobornar al capitán de un petrolero iraní para apoderarse de él.

87

Estados Unidos ofreció directamente varios millones de dólares al capitán de un barco iraní acusado de transportar petróleo a Siria en un intento de incautación del petrolero, confirmó ayer el Departamento de Estado de Estados Unidos.

Este método poco ortodoxo fue revelado por el diario británico Financial Times: el enviado diplomático estadounidense a Irán, Brian Hook, envió personalmente correos electrónicos al capitán indio de Adrian Darya 1 (antes Grace 1) para ofrecerle el dinero.

«Soy Brian Hook», «Trabajo para el secretario de Estado Mike Pompeo como representante de Estados Unidos en Irán», escribió a Akhilesh Kumar el 26 de agosto. «Soy portador de buenas noticias», añadió.

Le ofreció una recompensa si aceptaba llevarse el barco, liberado once días antes por Gibraltar, que lo había incautado durante un tiempo, a un país que pudiera abordarlo en nombre de Washington.

Cuatro días después, aparentemente sin una respuesta positiva, el Departamento del Tesoro estadounidense sancionó al capitán.

«Estos detalles son exactos», dijo un funcionario del Departamento de Estado. «Nos hemos puesto en contacto con varios capitanes de barcos y compañías navieras para informarles de las consecuencias de cualquier apoyo a una organización terrorista extranjera», añadió.

Washington cree que el petróleo estaba destinado al gobierno sirio y que su venta, prohibida por Estados Unidos, se utilizaría para financiar a sus fuerzas Quds, el brazo de operaciones exteriores del cuerpo de élite del ejército iraní, la Guardia Revolucionaria, e incluido en la lista negra estadounidense de organizaciones terroristas.

Ayer Brian Hook anunció que el Departamento de Estado ofrece oficialmente recompensas de hasta 15 millones de dólares a cualquiera que proporcione información que ayude a identificar «las operaciones financieras de la Guardia Revolucionaria y sus fuerzas Qods».

«Esto incluye información que puede ser usada para atacar buques como el Adrian Darya», insistió.

Según él, el barco «parecía dirigirse» a Siria, mientras que el gobierno iraní se había comprometido, para obtener su liberación por parte de las autoridades de Gibraltar, a no entregar su petróleo al gobierno de Damasco.

«Tras haber fracasado con la piratería, Estados Unidos depende directamente del chantaje: nos entrega petróleo iraní a cambio de varios millones de dólares o se enfrenta a sanciones», reaccionó en Twitter el diplomático iraní Mohammad Javad Zarif. «Esto es muy similar a la invitación que recibí hace unas semanas para visitar el Despacho Oval», añadió.

El ministro iraní afirma haber rechazado una invitación a la Casa Blanca antes de ser finalmente sancionado personalmente por Washington.

La portavoz de la diplomacia estadounidense Morgan Ortagus respondió copiando su tweet. «Tras haber fracasado con la piratería, Irán depende directamente del chantaje: danos 15.000 millones de dólares o desarrollaremos nuestras actividades nucleares», escribió, refiriéndose a la línea de crédito que Teherán está negociando actualmente con los europeos para eludir las sanciones de Estados Unidos.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.