Imagen ilustrativa. | Brendan McDermid / Reuters

La portavoz del Ministerio ruso de Exteriores, María Zajárova, ha calificado de «noticia falsa» la información publicada este sábado por el periódico The New York Times en la que afirma que el pasado mes de agosto las autoridades rusas retrasaron sin motivo alguno el vuelo de un agregado militar enfermo de EE.UU.

La Cancillería rusa envió sus explicaciones sobre la situación y sus comentarios al periódico dos semanas antes de la publicación. Según escribe Zajárova en su cuenta de Facebook, The New York Times «ocultó deliberadamente a su audiencia la cronología de lo ocurrido que se expone en el comentario del Ministerio, proporcionando una versión distorsionada de los eventos, sin hacer referencia a los hechos».

El periódico escribió que el avión que debía trasladar al agregado militar de EE.UU., que estaba enfermo, fue retrasado «durante horas sin causa aparente», pese a las protestas de los empleados de la Embajada estadounidense. El diario calificó lo ocurrido como «el último episodio de una larga campaña de acoso contra diplomáticos estadounidenses en Rusia».

La Cancillería rusa explicó que cinco horas y media antes de la salida del avión, la aerolínea extranjera privada anunció un retraso de una hora. La compañía aérea comentó que se produjo un error y que los médicos que iban a acompañar al enfermo fueron registrados cómo miembros de la tripulación de avión en vez de pasajeros. Por esa razón el servicio del aeropuerto no pudo prepararles rápidamente las tarjetas de embarque. Paralelamente, el diplomático pasó el control de fronteras en una ambulancia y se registró para el vuelo. La compañía necesitó unos veinte minutos para corregir este error con los documentos y el avión despegó cinco minutos antes de la hora declarada.

«Es decir, el avión despegó cinco minutos antes del horario declarado por la aerolínea en los documentos y aprobado por los servicios, lo que, básicamente, resta de todo su sentido a la historia del retraso intencionado del vuelo. Esta es una noticia falsa: tener hechos y no publicarlos, distorsionar los materiales de la fuente principal», subrayó Zajárova.

«Los hechos expuestos demuestran claramente que las autoridades rusas no han creado ningún obstáculo al diplomático estadounidense. Además, le prestaron toda la ayuda posible», destacó el Ministerio ruso. Asimismo, relató que la enfermedad del diplomático no era seria y que se recuperó hace mucho tiempo y regresó a su puesto de trabajo en Moscú.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.