lunes, abril 6, 2020

Una inexplicable explosión de ondas gravitacionales desconcierta a los astrónomos.

El fenómeno duró solo 14 milisegundos y podría deberse a algo "totalmente nuevo", afirman los científicos.

Noticias populares

Contagio: el ‘paciente cero’ surgió de Estados Unidos.

Estados Unidos está enfrascado en una guerra abierta con China, que no es sólo comercial. La desestabilización de Hong...

Italia alza la bandera china y descuelga la de la Unión Europea.

La imagen está tomada en Italia a la entrada de un hotel, pero se repite en toda la península:...

El coronavirus no entiende de fronteras, pero sí de barrios y de clases.

Tras dos semanas de confinamiento, parece que casi cada día se desmontan las excusas y cortinas de humo con...

La semana pasada, el Observatorio de Ondas Gravitacionales con Interferómetro Láser (LIGO, por sus siglas en inglés) y el interferómetro Virgo captaron una misteriosa explosión de ondas gravitacionales, cuya naturaleza ha dejado perplejos a los astrónomos.

Estas ondas son perturbaciones del espacio-tiempo que generalmente se producen por eventos cósmicos enormes como la colisión de agujeros negros o la fusión de dos estrellas de neutrones.

Pero en este caso, los científicos no pudieron confirmar la causa exacta de la explosión: el hecho, que ocurrió el pasado 14 de enero, duró solo 14 milisegundos, mientras que las ondas gravitacionales generadas por la colisión de tales objetos masivos suelen durar más, explicó el científico de la Red Global de Telescopios del Observatorio Las Cumbres, Andy Howell, citado por el portal Live Science.

Otra hipótesis sugiere que este corto estallido podría ser resultado del colapso de una supernova. Aunque es un fenómeno más transitorio que el choque de agujeros negros, la explosión todavía «parece demasiado breve para lo que esperamos del colapso de una estrella masiva», indicó Howell. Al mismo tiempo, el científico admitió que «nunca antes habíamos visto una estrella explotar en ondas gravitacionales, por lo que no sabemos realmente cómo sería».

Howell, quien también es profesor en la Universidad de California (EE.UU.), no descarta la posibilidad de que pueda ser un problema de carácter técnico. No obstante, la reciente señal ha sido captada por tres de los detectores LIGO: dos en EE.UU. y uno en Italia.

«El universo siempre nos sorprende. Podría haber eventos astronómicos totalmente nuevos que producen ondas gravitacionales en los que realmente no hemos pensado», concluyó Howell.

Fuente: RT

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: