Claudia López encabeza en Bogotá, la violencia contra la mujer.

Publicado:

Noticias populares

Activos soberanos como garantía de compra: las insólitas exigencias que Pfizer habría puesto a los Gobiernos de América Latina para venderles vacunas

La farmacéutica estadounidense habría pedido eximirse de responsabilidades ante posibles resultados adversos en el uso de los fármacos, según una investigación periodística realizada por The Bureau of Investigative Journalism y Ojo Público.

Los abusos de poder de la policía española

Los abusos de poder policiales no son una realidad ajena a España, de hecho, son más habituales de lo que popularmente se cree.

Los inmunizados con la vacuna Sputnik V pueden ser donantes de anticuerpos

Las personas vacunadas con la Sputnik V pueden ser donantes de anticuerpos contra el coronavirus, declaró este viernes Alexandr...

El pasado viernes 14 de febrero la alcaldesa Claudia Nayibe López, representante del Estado de los ricos en Bogotá, envió a una manada del Esmad a reprimir la manifestación que realizaban unas 30 mujeres en el Parque Nacional en contra del feminicidio de dos mujeres en Bucaramanga en días pasados y en contra de la horrenda violación sexual de que fue víctima una joven en un bus de la Policía el 12 de enero de este año, a manos de un patrullero que la capturó y la metió en un bus policial dónde la violó, después de que se encontrara con un grupo de muchachos que se colaron en la estación Veraguas de Transmilenio en Bogotá.

Condenamos la brutalidad policial con que fueron reprimidas estas compañeras, pues las fuerzas guardianas del Estado terrorista que defiende Claudia López, usaron gases, bolillo, motos… todo un arsenal para reprimir de forma desmedida una inofensiva manifestación de denuncia. Evidentemente los cerdos del Esmad estaban ofendidos por la enérgica manifestación que estaban realizando estas mujeres y se encontraban dolidos porque días antes un nutrido grupo de mujeres había rayado y bloqueado la estación Veraguas, cerca de la cual ocurrió la violación ya mencionada.

Ese es el protocolo de la reformista Claudia López, que hipócritamente ofreció disculpas después de reprimir salvajemente la concentración de mujeres. El protocolo de López es romper las cabezas de los manifestantes, capturarlos, judicializarlos y después salir a pedir falso perdón; diciendo además que a las manifestaciones de mujeres, va a enviar policías mujeres, como si ellas no estuvieran entrenadas también para romper cabezas.

Unir y generalizar las luchas del pueblo debe ser la consigna. Contra la brutalidad policial y la opresión contra la mujer, todos juntos a combatir como hermanos de clase al enemigo capitalista. Rescatamos que las mujeres se organicen y luchen, pero también es necesario unir todos los conflictos, sin importar el género, contra el Estado y los patronos, contra el capitalismo imperialista fuente de la opresión contra todas las mujeres y de la superexplotación de los asalariados del planeta.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: