Las acusaciones de los presuntos crímenes de Rusia en Siria son parte de la guerra de información, dice enviado ante la ONU

44

Según el diplomático, la base probatoria de las acusaciones a menudo proviene de fuentes no identificadas y no confiables.

Las acusaciones lanzadas a Rusia por presuntos crímenes militares en Siria son parte de la guerra de información, dijo el enviado de Rusia en la ONU, Vasily Nebenzya, en una entrevista con el diario Kommersant.

«Hay muchas cosas de las que se nos acusa. No solo en lo que respecta a Siria. Lamentablemente, esto es parte de una guerra. Una guerra mediática», subrayó el diplomático.

En cuanto a las acusaciones contra las fuerzas armadas de Rusia por parte de la Comisión de Investigación de las Naciones Unidas sobre Siria, Nebenzya dijo que los ministerios de Relaciones Exteriores y de Defensa de Rusia las habían refutado repetidamente. «En primer lugar, a menudo la base probatoria de estas acusaciones son fuentes no identificadas. De hecho, estas fuentes son familiares: expertos en falsificaciones de la organización de los “Cascos Blancos” y otras similares«, explicó.

«No tememos una conversación honesta y explicamos en detalle a nuestros socios cuán minuciosamente se eligen los objetivos en las acciones antiterroristas. Incluso celebramos una conferencia de prensa especial en la ONU para compartir los datos de foto y video de refutación. Sin embargo, ciertas cosas , como las conversaciones supuestamente interceptadas de los pilotos de las Fuerzas Aeroespaciales son tan absurdas que es ridículo comentarlas», enfatizó Nebenzya.

Mecanismo de ayuda transfronteriza

Moscú se guiará por los intereses del pueblo sirio cuando el tema de la extensión del mecanismo de entrega de ayuda transfronteriza se discuta en las Naciones Unidas, indicó Vasily Nebenzya.

El mecanismo se estableció en el 2014 como una medida de emergencia y temporal, señaló. «Todos los miembros del Consejo de Seguridad estuvieron de acuerdo con eso en ese entonces. Cuando se discutan los parámetros del mecanismo de ayuda transfronteriza, nos guiaremos por las necesidades humanitarias concretas de la población y la situación sobre el terreno que ha cambiado considerablemente desde el 2014», recalcó.

Según el diplomático ruso, las naciones occidentales insisten en la extensión del mecanismo para preservar el status quo. «Occidente está satisfecho con él por varias razones. Algunos territorios sirios están controlados por terroristas, otros están ocupados por Estados Unidos, algunos están gobernados por administraciones que no están controladas por las autoridades sirias», señaló.

Según Nebenzya, se puede proporcionar asistencia humanitaria a todos los necesitados «a través de canales regulares, no de emergencia». Entonces, en sus palabras, los planes para mantener el mecanismo de ayuda transfronteriza a cualquier costo dan lugar a interrogantes. Además de eso, destacó que las operaciones humanitarias deben coordinarse con las autoridades legítimas del país receptor.

«Algunas organizaciones humanitarias, como la autorizada Organización Mundial de la Salud, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, el Comité Internacional de la Cruz Roja, el Fondo de Población de las Naciones Unidas y varias organizaciones no gubernamentales occidentales, cooperan con las autoridades que trabajan en Siria», dijo Nebenzya. «La mayor parte de la ayuda humanitaria a Siria llega al país a través del diálogo con las autoridades sirias».

«Entendimos que las condiciones en Idlib eran bastante severas en el invierno y que habría sido difícil para las personas sobrevivir sin ayuda transfronteriza. Nos guiamos por consideraciones humanitarias y acordamos extender el mecanismo en el noroeste este enero», dijo. «Entonces, no hay nada de lo que acusar a Rusia, seamos objetivos».

Al comentar sobre las acusaciones de Occidente de que Moscú está predispuesto contra este mecanismo, el diplomático ruso llamó la atención sobre el hecho de que los socios occidentales todavía están optando por no ver las consecuencias de las sanciones contra Damasco. «Las autoridades sirias no pueden comprar equipos médicos esenciales y las organizaciones no gubernamentales no pueden aprovechar todo su potencial por temor a caer bajo sanciones», explicó.

La decisión de lanzar asistencia humanitaria transfronteriza a Siria se aprobó en julio del 2014 como una medida de respuesta a la dramática disminución en el acceso a la población debido a las hostilidades acaloradas. Por lo tanto, la Resolución 2165 estipula el establecimiento de varios puntos de control en las fronteras de Siria y el despliegue de una misión de monitoreo de las Naciones Unidas para inspeccionar las cargas entrantes para evitar el suministro de armas.

En enero del 2020, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó una resolución que amplía el mecanismo de ayuda transfronteriza durante seis meses pero reduce el número de puntos de control de cuatro a dos.

Moscú ha pedido en repetidas ocasiones que se complete la eliminación  del mecanismo por violar la soberanía del país.

Fuente

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.