Cancillería rusa: radicales de Daesh impiden suministro de agua a Alepo

Cancillería rusa: radicales de Daesh impiden suministro de agua a Alepo

MOSCÚ (Sputnik) — Los extremistas de Daesh impiden el suministro de agua a Alepo, dijo a Sputnik el viceministro ruso de Relaciones Exteriores Guenadi Gatílov.

Antes el jefe de la Dirección de Operaciones del Estado Mayor General ruso, teniente general Serguéi Rudskói, anunció que el suministro de agua a Damasco desde el valle del río Barada (Wadi Barada) se había reanudado y unos 2.500 radicales depusieron las armas.

“Una situación similar tiene lugar actualmente en Alepo, donde los miembros de Daesh (grupo terrorista proscrito en Rusia y muchos otros países) impiden un suministro adecuado de agua”, precisó el vicecanciller ruso.

Gatílov destacó que la comunidad internacional, que “utiliza cualquier motivo para criticar a las autoridades de Siria, mantuvo un silencio de ultratumba” sobre el hecho de que los terroristas impidieran el suministro de agua a Damasco, o “atribuían la avería a los bombardeos de las Fuerzas Aéreas sirias”.

En cuanto al manantial de Wadi Barada suministra hasta un 70% de agua potable a Damasco y las zonas adyacentes a la capital, recalcó.

“El envío de agua de esa zona a Damasco se interrumpió a causa de las acciones criminales de los extremistas, desplegados allí, entre ellos los terroristas del Frente al Nusra”, destacó el diplomático, agregando que solo gracias a los esfuerzos de las autoridades sirias, apoyadas por los militares rusos, se logró desbloquear la situación.

Señaló que “se encontró una solución adecuada, en particular, evacuando un gran grupo de radicales a la provincia de Idlib”, precisó el viceministro.

Gatílov subrayó que Rusia denunció reiteradamente ante el Consejo de Seguridad de la ONU y en la plataforma de negociaciones de Ginebra la situación en Wadi Barada, exigiendo que se le diera una valoración adecuada a los crímenes de los extremistas.

Hablando de la solución de la crisis en Siria afirmó que Moscú aboga por incluir a los representantes de Damasco en la labor de los grupos de trabajo del Grupo Internacional de Apoyo a Siria para los asuntos humanitarios y cese del fuego en Ginebra.

“Consideramos que sería muy útil desde el punto de vista práctico si los representantes de las autoridades sirias se unieran al trabajo de estos grupos y pudieran aclarar los asuntos relacionados con el suministro de ayuda humanitaria a la población siria necesitada”, dijo.

Gatílov destacó que los grupos de trabajo del Grupo Internacional de Apoyo a Siria para los asuntos humanitarios y cese del fuego en Ginebra continúan funcionando y se reúnen cada semana.

Reveló que estas reuniones no siempre transcurren de manera tranquila, pero “en general se logra mantener la atmósfera de trabajo como resultado de las medidas para la observación de la tregua en siria acordadas últimamente”.

Además confirmó que las negociaciones en Astaná sobre Siria no sustituyen las consultas bajo los auspicios de la ONU en Ginebra.

“La reunión en Astaná creó un formato adicional que no sustituye el proceso de Ginebra, y la declaración conjunta de Irán, Rusia y Turquía hecha en enero lo dice claramente: los esfuerzos de promover la solución al conflicto sirio hechos en la capital kazaja contribuirán a las negociaciones sirias en Ginebra bajo la égida de la ONU según los parámetros del proceso político estipulados por la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU”, dijo Gatílov.

Añadió que Moscú espera que el formato de Ginebra abarque al máximo a las fuerzas opositoras para impulsar el diálogo político con Damasco.

Mientras, “el objetivo principal de Astaná es controlar el cumplimiento de los acuerdos conseguidos en la primera reunión (en la capital kazaja) con la participación del gobierno sirio y los grupos de la oposición armada”, subrayó.

El alto diplomático enfatizó que el formato de Astaná puede convertirse en un futuro en una plataforma para discutir asuntos relacionados con la elaboración de la Constitución de Siria y otros aspectos políticos.

El 6 de febrero los representantes de Rusia, Turquía e Irán, que forman parte del grupo operativo trilateral, junto a  expertos de Jordania y la ONU celebraron en Astaná una reunión encaminada a fortalecer el control de la tregua declarada en Siria a finales de 2016.

Antes, los tres países acordaron durante las conversaciones celebradas en Astaná los días 23 y 24 de enero implementar un mecanismo trilateral de control del alto el fuego en el país árabe.

Para el 20 de febrero está prevista una nueva ronda de negociaciones sirias en Ginebra, por primera vez desde abril de 2016.

(Leído 66 veces, 1 veces hoy)
1 comentario

Deje su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada, los campos obligatorios están marcados *

Cancelar respuesta

1 Comment

  • jose luis
    10 Febrero, 2017, 9:14 pm

    No me digan que se les estan meando en la cara esos hijos de la gran puta,si hace falta se les echa una pequeña bomba nuclear y santas pascuas ??????saben donde estan pues acaben de una vez por todas con esos salvajes sin cerebro aniquilacion total y asi sus esponsors occidentales se quedaran sin esa herramienta tan socorrida para sus trapicheos geoestrategicos de robar a los paises soberanos MENOS CONTEMPLACIONES ANTE LA DESCARADA GUERRA DE INTERESES OCCIDENTALES

    RESPUESTA

Últimas noticias

(Leído 66 veces, 1 veces hoy)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR