Esbozo sobre el origen del arte.

El arte, para comprenderlo, hay que entenderlo como un proceso de comunicación, y para entender el arte como un proceso de comunicación hemos de remitirnos al mayor teórico del proceso de la comunicación, Charles Sanders Pierce, que definió la comunicación como la actividad consciente de intercambiar información entre dos o más participantes con el fin

El arte, para comprenderlo, hay que entenderlo como un proceso de comunicación, y para entender el arte como un proceso de comunicación hemos de remitirnos al mayor teórico del proceso de la comunicación, Charles Sanders Pierce, que definió la comunicación como la actividad consciente de intercambiar información entre dos o más participantes con el fin de transmitir o recibir significados a través de un sistema compartido de signos. Como se ve, el arte encaja perfectamente en esta descripción y no se puede comprender sin entenderlo como lo que es, un proceso de comunicación a través de signos. ¿qué es un signo? Una unidad lingüística, que puede ser percibida mediante los sentidos y que evoca cualquier otra cosa con la que mantiene una relación que comparte una comunidad dotando al signo del mismo significado. El signo, por tanto, consta de dos partes, un significante, esto es, la parte física del signo que puede ser percibida por los sentidos y un significado, la otra cosa que evoca el significante. Este proceso de relacionar el significante con el significado que se desarrolla en el cerebro de aquel que percibe el signo, el intérprete, fue definido por Charles Sanders Pierce como semiosis, que se inicia con la percepción del signo y finaliza con la asociación del significante con su significado. Por la relación que guardan en el signo el significante con el significado, se puede hacer una división de los signos en tres categorías:
1, Indicio, signo que guarda una relación de causa-efecto, de causalidad entre el significante y el significado.
2, Icono, signo que guarda una relación de semejanza entre el significante y el significado.
3, Símbolo, signo que guarda una relación de arbitrariedad entre el significante y el significado.
Quede claro que el signo es producto de la práctica social de las especies (Así se comprueba en la finalidad social de las pinturas murales)(producto de lo que Kropotkin llamaría el apoyo mutuo, la sociabilidad como determinante de la evolución más que la competencia), que pasan de la etapa de conocimiento sensorial a la etapa de conocimiento empírico-racional, que permite relacionar cosas y fenómenos a partir de sus elementos comunes, concebir las cosas y fenómenos en su causalidad, relacionándolos, es decir, el signo, el lenguaje como signo oral, es la llave que abre el camino a la etapa de conocimiento empírico-racional.
¿Cuál es el primer tipo de signo que apareció en la historia de la humanidad? El tipo de signo que la naturaleza crea sin la intervención del ser humano en su creación a diferencia de los otros dos tipos de signos, es decir, los indicios, los signos que la naturaleza ofrece al ser ella misma causalidad, permitiendo el lenguaje representar de forma oral los indicios para utilizar el lenguaje como herramienta fundamental en la práctica social, en el apoyo mutuo. El ícono deriva de los indicios como representación materializada de los indicios, siendo el primer signo materializado producto del ser humano, este es el origen del arte, como representación de la realidad por parte del ser humano. Del lenguaje artístico, cuyas primeras muestras podemos ver en la cueva de Altamira, deriva el lenguaje escrito, la representación arbitraria y abstracta, el símbolo, esto es, el signo abstracto y arbitrario (símbolo) deriva directamente del signo basado en la semejanza (icono).
Cuando la humanidad da el paso al conocimiento empírico-racional, este paso permite la separación de la razón con lo empírico y la unión de ambos. Estas dos posibilidades se manifiestan en las dos ramas principales de la filosofía, el materialismo (la unión de la razón con lo empírico) y el idealismo (la separación de la razón de lo empírico), y el arte, refleja estas dos tendencias también desde el principio, siendo las dos ramas principales del arte el realismo, estrechamente relacionado con el materialismo y el subjetivismo, estrechamente relacionado con el idealismo. No será hasta la etapa de conocimiento teórico, con el materialismo dialéctico como filosofía, cuando el arte dé un salto cualitativo en la que las representaciones dejen de ser un fiel reflejo de la realidad queriendo quedar al margen de la lucha de clases, concibiendo como el materialismo mecanicista la realidad como algo unilateral, sin movimiento ni cambio y, por tanto, con ninguna finalidad de cambio (realismo) o bien un fiel reflejo del pensamiento humano sin relacionarlo con la realidad material, como el idealismo (subjetivismo). El arte en la etapa de conocimiento teórico con el materialismo dialéctico como filosofía concibe la realidad a partir de lo material, como algo en constante movimiento y cambio, con una clara finalidad de cambiar la realidad material y social, esto se podría resumir en una famosa frase Bertolt Brecht que dice lo siguiente, el arte, no es un espejo para reflejar la realidad, sino un martillo para darle forma, este es el mejor resumen del realismo socialista, el eslabón más avanzado de todas las ramas del arte a lo largo de la historia de la humanidad.

(Leído 34 veces, 1 veces hoy)

Deje su comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada, los campos obligatorios están marcados *

Cancelar respuesta

Últimas noticias

(Leído 34 veces, 1 veces hoy)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR