Inicio Destacado ¿Llegará la hora de la justicia en Kosovo y Metohija?

¿Llegará la hora de la justicia en Kosovo y Metohija?

494
0
Compartir

Es más que posible que nunca se cumpla este enunciado. Mas si tenemos en cuenta las constantes agresiones contra la población serbo-kosovar;las navidadesortodoxas, han sido una vez más escenario de la hostilidad, salvajismo e impunidad de parte de la población albano-kosovar musulmana hacia sus vecinos cristianos. No por enemigos, cristianos, eslavos, discriminados y perseguidos dejan de ser sus compatriotas y conciudadanos.

Aunque este extremo sea negado por activa y por pasiva por las negociaciones establecidas entre Pristina y Belgrado, auspiciadas por Bruselas, en las que a cada comparecencia se avanza un paso hacia la relaciones de igualdad entre el narco-vilayato albano-kosovar y la República de Serbia. Hecho no sólo contrario, a la aún vigente aunque zaherida legalidad internacional, sino opuesto a la paz, respeto a los derechos y vidas humanas que Europa presume encarnar.

El primer paso para el reconocimiento serbio de la independencia kosovar, es el establecimiento de contactos políticos entre las dos partes en un ámbito de igualdad diplomática. Esta política es impuesta por la UE como condición obligatoria para que Serbia sea candidata a la adhesión.

El gobierno serbio en su bicefalia habitual,no puede abandonar a sus votantes nacionalistas, la cuna de la nación, ni a su propia población amenazada de exterminio. Pero tampoco puede romper abruptamente con una Europa a la que desea pertenecer, por la que suspira y cuya responsabilidad criminal soslaya en pro de un bienestar económico que la muy remota entrada en la UE no otorgaría.

Sobre el ingreso del país en la OTAN, prefiero ni pensar. El respeto hacia las víctimas (cercanas) y la impotencia hacia los crímenes de la alianza atlántica me impiden un relato equilibrado.

Sin embargo Serbia no deja de ser un estado y nación soberana en el ámbito internacional perteneciente a las democracias europeas y a los países respetuosos con la justicia universal. Y como tal se ha comportado al dictar la orden de arresto contra Ramush Haradinaj que se produjo el pasado cuatro de Enero. Aunque no es la primera vez que se produce la detención de este terrorista del UÇK y antiguo primer ministro kosovar.

Muy reciente es su rocambolesco capítulo en Eslovenia con su liberación casi inmediata, esta vez la orden serbia de extradición parece a priori tener más oportunidades de salir adelante.

La policía francesa detuvo al antiguo comandante del E.L.K y líder de la oposición albanokosovar en el aeropuerto de Mulhouse -Basilea.

Pese a la repulsa, amenazas, actos violentos y contestación de delegaciones políticas albanesas y albanokosovares, la orden dictada por Belgrado ha sido en principio si no respaldada si aceptada por altas instancias de la UE.

La índole de las diferentes protestas albanesas deja clara su naturaleza y su falta de respeto a los más nimios principios de justicia, paz y respeto entre vecinos. Su reacción eminente y exclusivamente violenta califica por sí mismas a la causa albanesa, o mejor dicho gran albanesa.

De que otra manera podríamos llamar a declaraciones tales como las del Presidente del Parlamento albanés quien calificó al detenido como símbolo de los albaneses en todo el mundo; asegurando que su caso será resuelto rápidamente y pronto estará de vuelta en Kosovo. Por su parte el Primer ministro albano-kosovar Isa Mustapha habla de la falta total de indicios jurídicos contra Haradinaj, y apela a Francia a la liberación inmediata del detenido, recordando que ha sido absuelto en dos ocasiones por el Tribunal de la Haya.

El gobierno y justicia serbia han aclarado que se trata de causas distintas. Las acusaciones contra él, se basan en crímenes cometidos contra la población serbo-kosovar, gitana y albano-kosovar contraria al E.L.K entre 1998 y 1999.

El Ministro serbio para Kosovo y Metohija recordó la participación personal de Haradinaj en secuestros, torturas, asesinato y violación de civiles. Y subrayó que ni la UE ni la Comunidad Internacional puedan desentenderse de crímenes de guerra tan terribles como estos. La baza de una treintena de testigos es una novedad frente a otros procesos de los cuales salió absuelto, dónde los testigos fueron asesinados.

Los actos de solidaridad con el “Rambo”albano-kosovar del E.L.K fueron inmediatos. Del coercitivo desfile de veteranos del E.L.K que se reunieron bramando por su puesta en libertad frente a la delegación francesa en Pristina, hasta la quema de la bandera serbia anteayer en Ginebra por ultranacionalistas albanokosovares o el apoyo brindado por irredentos en las calles de Tirana.

Aunque lo más preocupante sea la escalada de tensión, denunciada por el Presidente Serbio Nikolic que habla de una situación al borde de la guerra, tras el corte de comunicaciones ferroviarias entre Belgrado y Pristina a cargo de fuerzas especiales de la policía armada albano-kosovar. Esta línea férrea, inaugurada ayer, con la ayuda de Rusia, retoma las muy deficientes comunicaciones entre las dos ciudades serbias tras 18 años de inactividad y la limpieza étnica albanesa.

Otro motivo de honda inquietud es la amenaza de actos terroristas como represalia por el arresto de Haradinaj del cual las autoridades serbias ya han dado parte a sus homologas occidentales.

No obstante,la fiscalía francesa, a pesar del apoyo que brinda su gobierno a las autoridades albanesas de Kosovo cuya independencia reconoce, parece contemplar la petición serbia de extradición. Aunque la liberación del ex-primer ministro se produjo hace tres días, la corte de apelaciones francesa ordenó que deberá permanecer en el país, no abandonando Estrasburgo, presentarse dos veces a la semana en los juzgados durante el tiempo necesario hasta que se decida sobre la solicitud serbia de extradición.

No cabe ser demasiado optimista, pero habría que darle una oportunidad a la justicia. La ola terrorista y los estragos que ha sufrido Francia sumados a las intolerables presiones y desprecio albaneses hacia París podrían provocar un giro inesperado. Tampoco debería olvidarse que el E.L.K sigue siendo un grupo terrorista para la Interpol y la UE y que hay unas implicaciones jurisdiccionales en juego de calado que no deberían pasar desapercibidas para el gobierno galo, como son las tensiones territoriales. No en vano el “ministro” de exteriores albanokosovar habla de intromisión serbia en asuntos nacionales kosovares, hecho más que discutible para la legalidad internacional. Y con el nacionalismo ascendente en su país vecino, el nuestro…

Mi desconfianza hacia el gobierno francés raras veces se ha visto rebatida por sus decisiones, sobre todo cuando gobierna la izquierda, pero espero comprobar que la separación de poderes, la justicia, y la decencia humana se impongan por una vez con Kosovo como escenario de un juicio.

Sólo queda esperar….

PD: La investigación de Marty sobre el tráfico de órganos queda lejos de haber sido cerrada, y una posible causa contra Thaci está en estudio. La Fiscalía serbia se ha declarado a su vez competente para juzgar a Hashim Thaci apodado la serpiente, jefe del gobierno de Kosovo y asesino confeso del ELK.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here