Compartir

MOSCÚ (Sputnik) — Unos 300 nacionales del Reino Unido están en filas del grupo terrorista Daesh (autodenominado Estado Islámico, proscrito en Rusia) en Siria e Irak, informó The Telegraph.

Según el desertor británico Stefan Aristidou, arrestado la semana pasada en Turquía después de haberse entregado a las autoridades, el grueso de los 250-300 connacionales suyos que se habían unido a los yihadistas se encuentra en Siria y “no son soldados de infantería, sino están encargados de los medios y la propaganda”.

“Tienen un rol más importante”, comentó Aristidou a The Telegraph.

De acuerdo con el diario, el propio joven de 23 años, un musulmán converso de Londres, abandonó el Reino Unido en 2015 junto con su novia, Kolsoma Begum, de 22 años, y los dos afirman que se proponían dirigirse a Siria para vivir bajo la ley de sharía.

Se casaron en Al Raqa. En febrero de 2016, Begum se quedó embarazada.

Más tarde, Aristidou se trasladó a Mosul —antes de que comenzara en octubre de 2016 la ofensiva para arrebatar la ciudad a Daesh— pero debido a unos desacuerdos con sus superiores, regresó a Al Raqa y en ese momento los terroristas le dejaron de pagar.

Aristidou confesó a The Telegraph que vivir con los yihadistas fue como “estar en la cárcel”.

Había pasado semanas planeando su fuga, y finalmente su esposa y él escaparon con la ayuda de unos contrabandistas. Tras permanecer en la ciudad fronteriza siria de Azaz, el 20 de abril cruzaron a Turquía.

Begum y su hija de ses meses de momento se encuentran en un centro de detención a la espera de ser deportadas al Reino Unido.

Todavía se desconoce si Aristidou será juzgado en Gran Bretaña o en Turquía, pero en caso de ser deportado, enfrentará cadena perpetua en su país.

Se estima que entre 850 y 1.000 británicos se incorporaron a Daesh y otros grupos yihadsitas.

La mitad de ellos regresaron al Reino Unido, y más de 100 se dan por muertos, según The Telegraph.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here