Compartir

MOSCÚ (Sputnik) — La situación en Siria puede empeorar en forma de diversas tensiones tras la decisión de EEUU de suministrar armas a las Unidades kurdas de Protección Popular (YPG), opinó un experto del Centro de Seguridad Internacional de la Academia de Ciencias de Rusia, Vladímir Sótnikov.

El pasado lunes, el presidente de EEUU, Donald Trump, aprobó un plan para armar a las milicias kurdas en Siria que combaten contra el grupo terrorista Estado Islámico (Daesh en árabe, proscrito en Rusia y otros países), pese al descontento de Turquía.

El Pentágono explicó que el armamento suministrado a las YPG es necesario para que los kurdos puedan derrotar a Daesh en el principal bastión terrorista en Siria, la ciudad de Al Raqa.

“Tras esta decisión que es inadmisible para (el presidente turco, Recep Tayyip) Erdogan, aumentarán aún más las tensiones y las contradicciones (entre Turquía y EEUU), (…) así como las tensiones dentro de Siria”, dijo Sótnikov.

El experto ruso recordó que Erdogan se opone categóricamente a la creación de lo que parece un Estado autónomo e independiente en el Kurdistán.

Añadió que “Erdogan actúa de acuerdo con su propia lógica, es un político carismático e independiente a quien Washington no puede dar órdenes”.

“Creo que habrá una escalada de la tensión en unas relaciones marcadas ya por la situación en Siria y las operaciones de los militares turcos en el territorio de Siria e Irak”, indicó el investigador.

Sótnikov apuntó que Trump realiza su propia política respecto a Siria y su decisión de suministrar armas a los kurdos sirios supone que los estadounidenses apuestan por los kurdos —una fuerza terrestre combativa— que son capaces de luchar activamente contra Daesh.

Señaló que la visita de Erdogan a EEUU está programada para los días 15 y 17 de mayo.

“En el futuro próximo observaremos una discusión entre Erdogan y Trump, es posible que este tema sea examinado durante la visita (del presidente turco) a EEUU”, concluyó el experto.

Las Fuerzas Democráticas Sirias, compuestas principalmente por kurdos, están llevando a cabo una operación para cercar Al Raqa con el apoyo de la aviación y las fuerzas especiales de EEUU y sus aliados.

Las autoridades turcas vinculan a las YPG con el proscrito Partido Kurdo de los Trabajadores, considerado como una organización terrorista tanto por Ankara como por Washington.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here