Compartir

SANTIAGO (Sputnik) — El Foro de la Ruta de la Seda, impulsado por China, ofrece una posibilidad de acercamiento a los países de América Latina y el Caribe con las economías del Asia, afirmó la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (Cepal).

“Los países de América Latina y el Caribe tienen una oportunidad histórica para estrechar lazos con China y el resto de las economías asiáticas, y el Foro de la Ruta de la Seda para la Cooperación Internacional nos entrega una propuesta civilizatoria de conectividad y prosperidad compartida”, señaló Bárcena en Pekín, durante esta reunión de alto nivel que se desarrolló en la capital china este 14 y 15 de mayo.

La funcionaria de las Naciones Unidas recordó que China ha sido un socio estratégico para la región latinoamericana y caribeña, “como lo demuestran los continuos esfuerzos hechos por ambas partes y que se manifiestan en los documentos de política de China sobre América Latina y el Caribe publicados en 2008 y 2016, los acuerdos de libre comercio con Chile, Perú y Costa Rica, la creación del Foro Celac-China y el plan de cooperación 2015-2019”, precisó la Cepal.

En esta línea, resaltó “las numerosas visitas” de autoridades chinas a la región, que han tenido como objetivo “reforzar el compromiso del gigante asiático para fortalecer los lazos económicos y de cooperación”, como la que realizó el presidente Xi Jinping en noviembre pasado a Chile.

“La iniciativa de la Franja y Ruta representa una renovación y un profundo compromiso con los valores fundamentales para nuestro bienestar económico y social global: la interconexión, vínculos comerciales y de inversión más profundos, transparencia y apertura, y la necesidad de que el crecimiento económico vaya de la mano con el progreso social”, recalcó Bárcena.

La secretaria ejecutiva encabezó la delegación de la Cepal en la cumbre internacional en Pekín, en la que participaron cerca de 1.500 delegaciones de más de 130 naciones, además de presidentes de 28 países, donde los mandatarios de Argentina, Mauricio Macri, y de Chile, Michelle Bachelet, representaron a Latinoamérica.

La iniciativa fue inaugurada el domingo 14 de mayo por el presidente chino, Xi Jinping, quien hizo un llamado a la cooperación mundial con países de África, Asia Central, Europa y de Latinoamérica y el Caribe.

De acuerdo a la Cepal, la región tiene grandes oportunidades para mejorar sus relaciones económicas y su cooperación con China, que en los últimos años se ha convertido en un socio comercial de primer orden para América Latina.

En 2000 solo el 1% de las exportaciones regionales se dirigía a China y el 2% de las importaciones provenía de este país, pero en 2015 esas cifras se elevaron al 10 y 18%, respectivamente.

Cifras oficiales indican que China ya es el primer o segundo destino de las exportaciones para varios países sudamericanos, y es uno de los tres primeros proveedores de importaciones para casi todos los países de la región.

El gigante asiático es además un inversionista extranjero relevante en la región, que en 2010 alcanzó su máximo histórico con cerca de 14.000 millones de dólares en inversión extranjera directa, a la vez que es una importante fuente de crédito para algunos países.

En la instancia, Bárcena reafirmó su apoyo al Foro Celac-China, cuya próxima edición se realizará en enero de 2018 en Chile, con el fin de “abordar los retos de la agenda global en una coyuntura internacional crecientemente compleja, que incluye mayores tendencias proteccionistas y nacionalistas en los países industrializados y la necesidad de lograr los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, dijo.

Durante su visita a China, Bárcena sostuvo también encuentros bilaterales con altos funcionarios de la Cancillería de ese país, así como con directivos de la Universidad Normal de Beijing y la Academia China de Ciencias Sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here