Inicio Artículos Crisis del capitalismo y antesala de una nueva guerra mundial imperialista

Crisis del capitalismo y antesala de una nueva guerra mundial imperialista

373
0
Compartir

El Colectivo Amauta de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, de Perú, ha elaborado un interesante video dónde se explica la inevitabilidad de la crisis del imperialismo (sistema económico-político de la fase final del capitalismo, como ya explicara meridianamente Lenin hace 100 años) a través de los grandes teóricos marxistas, como Marx, Engels o Lenin.

Las inevitables y cíclicas crisis del capitalismo, más intensamente en su fase imperialista, solo pueden ser resueltas por la burguesía, citando a Marx, a través de la destrucción de fuerzas productivas y, a la vez, por la conquista de nuevos mercados y la explotación más intensa de los viejos. En la globalización, expresión de la fase imperialista actual, la extensión de la socialización de la producción choca, entra en contradicción, con una mayor concentración de la riqueza monopolística.

La crisis actual, que continua y se agrava a pesar de los maquillajes de la burguesía, intentando ocultarla, e indefectiblemente acabará en el incremento de los choques entre las potencias imperialistas por el control de los mercados y zonas de influencia, mientras en casa se aumenta la opresión y la explotación para poder hacer frente a la competencia.

Lenin ya afirmaba que la única forma de resolverse las contradicciones en el capitalismo es por la fuerza, a través de la guerra (la guerra como fase final de un conflicto económico-político que, como ya explicara el líder de la URSS, es en realidad una guerra encubierta a través de empréstitos a cambio de dependencia, endeudamiento de las colonias y, en definitiva, control de los recursos e injerencia en los países colonizados (de manera militar o mediante aparentes alianzas forzadas).

¿Qué tiene que hacer un comunista ante la evidente e inevitable situación de que la crisis lleva a el aumento de los conflictos entre las potencias imperialsitas? ¿Ponerse de un lado o de otro? En realidad, hay que oponerse a la guerra imperialista, pero, como explicaba Mao Tse Tung, si los imperialistas se enfrentan en una guerra por el nuevo reparto del mundo, no hay que temerla. Al contrario, las guerras mundiales han sido la antesala de los grandes pasos del socialismo en la historia: de la Primera Guerra Mundial nacería la Unión Soviética, primer estado obrero del mundo; de la Segunda, triunfaría la Revolución China y el Socialismo se extendería por el mundo…

Los comunistas no son pacifistas, aunque deseen la paz, porque también han de tener claro que el capitalismo es sinónimo de violencia, represión, guerras cíclicas; los comunistas, al contrario, saben que la única paz durable solo tendrá lugar cuando el socialismo se extienda en todo el mundo y el capitalismo, hoy en su fase final imperialista sea destruído, y ese ha de ser su principal objetivo.

Citando a Mao, “…Puede afirmarse que si, a pesar de todo, los imperialistas desencadenan una tercera guerra mundial, otros centenares de millones pasarán inevitablemente al lado del socialismo, y a los imperialistas no les quedará ya mucho espacio en el mundo.”

Así que, opongámonos a la guerra, pero si estalla, hemos de tener claro quien es nuestro verdadero enemigo: la clase capitalista de cualquier país, empezando por la del nuestro, esté esta en uno u otro bando en el conflicto interimperialista (sin repetir los errores de algunos partidos comunistas en la Primera Guerra Mundial cayendo en el nacionalismo y abandonando el internacionalismo, y teniendo en cuenta que hoy ya no hay ningún estado socialista al que apoyar como si lo había en la Segunda Guerra Mundial). Como afirmaba Lenin, y ejemplificaron hace 100 años los bolcheviques rusos, “!Convirtamos la Guerra Imperialista en Guerra Civil!”

O como recordaba Mao:

“En todos los países se discute ahora si estallará o no una tercera guerra mundial. Frente a esta cuestión, también debemos estar espiritualmente preparados y examinarla de modo analítico. Estamos resueltamente por la paz y contra la guerra. No obstante, si los imperialistas insisten en desencadenar una guerra, no debemos sentir temor. Nuestra actitud ante este asunto es la misma que ante cualquier otro ‘desorden’: en primer lugar, estamos en contra; en segundo, no lo tememos. Después de la Primera Guerra Mundial apareció la Unión Soviética, con doscientos millones de habitantes; después de la Segunda Guerra Mundial surgió el campo socialista, que abarca a novecientos millones de seres. Puede afirmarse que si, a pesar de todo, los imperialistas desencadenan una tercera guerra mundial, otros centenares de millones pasarán inevitablemente al lado del socialismo, y a los imperialistas no les quedará ya mucho espacio en el mundo; incluso es probable que se derrumbe por completo todo el sistema imperialista”.

En el video del Colectivo Amauta, que os invitamos a ver, se puede disfrutar de una explicación didáctica de la crisis imperialista actual, sus razones y su desarrollo:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here