Inicio Artículos Asesinato en Bucarest

Asesinato en Bucarest

221
0

Se han cumplido, el pasado día 25 de diciembre, 28 años del asesinato del Presidente de la Republica Socialista de Rumania Nicolae Ceauçescu y su esposa Elena Petrescu a manos de los golpistas contra-revolucionarios apoyados por la camarilla revisionista soviética y por occidente.

Aprovechando que Ceauçescu se encontraba en Irán en visita de estado, el golpe se inicio con una provocación en la ciudad de Timisoara donde, fascistas, seguidores de un pastor de la iglesia ortodoxa, incendiaron la sede local del PC de Rumania, lo que produjo incidentes con la policía y fuerzas del ejército en donde resultaron heridos varios manifestantes y otros resultaron muertos.

La prensa occidental y sus orquestas desato una campaña de difamaciones afirmando la muerte de centenares de personas incluso de la existencia de fosas comunes. Años después la prensa francesa reconoció que los muertos de las mismas, eran personas muertas sacadas de los hospitales incluso cadáveres a los que se les practicara la autopsia, para representar la escena de “las fosas de la represión”.

El golpe de Estado ya estaba en marcha, siguiendo los pasos de los golpes blandos de los programas de la CIA y con la complicidad una camarilla de traidores en la propia dirección del Estado rumano apoyados por los revisionistas soviéticos.

Es cierto que Rumania y su PC habían seguido la senda de los partidos pro soviéticos después del XX congreso del PCUS, donde la camarilla revisionista consolido su golpe de Estado, practicando la línea política económica e internacional de la misma, pero desde la llegada a la dirección del matrimonio Ceauçescu/Petrescu se trato de rectificar el camino revisionista, rechazando la invasión de Checoslovaquia y congelando su participación en el Pacto de Varsovia así como logrando pagar la totalidad de la duda externa.
Rumania se acerco a China visitando a la Republica Popular China en 1971 entrevistándose con el Presidente Mao Ste-tung o con Kin Il Sung en Corea del Norte.

Aunque sus posiciones no fueran correctas se enfrento decididamente a los dictados de los revisionistas soviéticos defendiendo el carácter de clase del estado rumano y su derecho al socialismo.

El asesinato del matrimonio Ceauçesco fue un crimen ordenado por el Kremlin y sus amigos de la CIA para descabezar el camino del socialismo en Rumania, convertida, hoy, en uno de los países más pobres de la imperialista Unión Europea.

La clase obrera rumana tiene que reorganizarse y construyendo un nuevo partido en torno al M-L-M preparandose para la toma del Poder por medio de la guerra popular revolucionaria, ¡Ese es, sin duda, el camino!

Miguel Alonso

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.