El presidente del Consejo Político Supremo de Yemen, Mahdi al-Mashat, mantuvo el sábado una reunión con el embajador francés en Yemen, Christian Tiesto, y aprovechó para entregarle una carta dirigida al presidente galo, Emmanuel Macron, de acuerdo con la agencia de noticias yemení Saba.

En la misiva, el responsable yemení llama al presidente francés a apoyar los esfuerzos para la paz y acabar con el derramamiento de sangre, así como apoyar los intentos internacionales para detener la agresión saudí contra Yemen, que desde su inicio en marzo de 2015 ha dejado 11 000 muertos y casi 23 000 heridos.

Expresa también la esperanza de que Macron intervenga para detener la agresión de Arabia Saudí y sus aliados contra Yemen y desempeñe un importante y destacado papel político para alcanzar la paz.

Denuncia, además, que los países de la llamada ‘coalición’ árabe que dirige Riad, siguen violando y oponiéndose a todos los planes y solicitudes de paz y diplomacia del enviado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a Yemen, Martin Griffiths.

El embajador francés, por su parte, aseguró que su país apoya los esfuerzos de Griffiths y está dispuesto a escuchar sus planes y propuestas. Sostiene que a Francia no le beneficia la agresión saudí contra Yemen, sino al contrario, ya que uno de sus resultados es la expansión de grupos terroristas como Al-Qaeda y EIIL (Daesh, en árabe).

Respecto a las relaciones entre Francia y Arabia Saudí, el embajador galo señaló que aunque estos lazos son importantes para París, también lo son los lazos con Yemen. Recuerda que en el país europeo se encuentran centros de investigación que se preocupan por el patrimonio de Yemen, donde también operan varias compañías de inversión.

Tiesto lamentó igualmente la pésima situación humanitaria. La agresión saudí, además de muerte, ha traído hambruna y epidemias al país más pobre del mundo árabe.

Al-Mashat escribe esta carta poco después de haber enviado otra al presidente de Rusia, Vladimir Putin, en la que le pidió al mandatario acabar con las conspiraciones de EE.UU. que buscan controlar el comercio mundial en el mar Rojo y presionar a Arabia Saudí y sus aliados para que terminen con su agresión y bloqueo marítimo, terrestre y aéreo contra el pueblo yemení.

Hasta ahora, la mayoría de países occidentales no solo han guardado silencio ante las atrocidades saudíes, sino que han continuado firmando millonarios acuerdos de armas. Francia no ha sido la excepción.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.