Heredero del franquismo, el PP sigue comportándose como le corresponde a un partido con esa ideología. Por su parte, Ciudadanos es un partido que trabaja a las órdenes del Ibex 35 y que, aunque trate de desmentirlo, tiene un componente ideológico neofalangista. No sorprende, pues, que ambas formaciones se nieguen a apoyar la exhumación de Franco; lo novedoso sería lo contrario.

Tanto el PP como Ciudadanos se han pronunciado hoy al respecto, tras conocerse que el Consejo de Ministros del próximo viernes firmará el decreto que permitirá retirar los restos del sanguinario dictador.

Por parte del PP ha sido su secretario general, Teodoro García, quien ha asegurado que su formación no colaborará en la tramitación del decreto ley de la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco, al considerar que es “un intento de retorcer” la voluntad de “la mayoría de los españoles” y una “cortina de humo”.

Y ha añadido: “no cuenten con nosotros en el Gobierno, porque no estamos de acuerdo con resucitar el pasado para evitar que se hable del futuro y evitar que se hable de la subida de impuestos. No colaboraremos en este intento de retorcer la mayoría de los españoles”.

Teodoro García ha dicho más idioteces, pero éstas ahora no vienen a cuento.

Por parte de Ciudadanos, ha sido su líder, Albert Rivera, quien en este asunto ha abierto la boca. Este individuo ha criticado que el Gobierno quiera exhumar Franco del Valle de los Caídos a través de un decreto ley y, por ello, ha asegurado que no lo apoyarán en el Congreso. Opina Rivera que esta es una medida para cuestiones “urgentes” y, por ello, ha criticado “las formas” del Ejecutivo de Pedro Sánchez, a quien acusó de no buscar el consenso.

“Si lo único que debatimos es sobre los huesos de Franco no lo apoyaremos”, indicó. El líder del partido naranja pide abordar también el tema de hacer del Valle de los Caídos un “cementerio nacional” y hablar en “términos de reconciliación”.

Sería bueno recordar que, vulnerando la Ley de Memoria Histórica, el partido de este señor se ha negado en no pocas ocasiones a retirar de varias ciudades y pueblos la simbología franquista.

Habla de reconciliación, pero se olvida de que los responsables, con Franco a la cabeza, del derrocamiento del Gobierno republicano legalmente constituido y lo que vino después nunca fueron juzgados.

Nunca se debe olvidar que el régimen que ahora soportamos es consecuencia de aquel hecho.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.