“El Reino Unido es cómplice desde ya hace varias décadas de los crímenes cometidos por Arabia Saudí” por la venta masiva de armas a Riad, dice un activista.

Andrew Smith, activista británico y portavoz de la Campaña Contra el Comercio de Armas (CAAT, por sus siglas en inglés), considera “vergonzosa” la complicidad de Londres en la matanza diaria de los civiles en Yemen durante la campaña militar que lidera Arabia Saudí desde marzo de 2015.

Hablando desde Londres en una entrevista exclusiva con la agencia oficial iraní de noticias IRNA, Smith ha condenado el asesinato “horripilante” del periodista saudí Jamal Khashoggi el pasado 2 de octubre en el consulado saudí en Estambul (Turquía) y ha explicado que “este crimen es solo uno del sinnúmero de crímenes que ha cometido la monarquía saudí durante los últimos años”.

“Los crímenes cometidos por Arabia Saudí datan de hace varias décadas cuando el régimen lanzó una campaña de represión masiva contra la disidencia interna y se recrudecieron en 2015 con el inicio de la guerra en Yemen”, ha informado este sábado IRNA citando al portavoz de la CAAT.

El activista lamenta que el Gobierno británico siga otorgando licencias de venta de armas a Arabia Saudí a sabiendas que estas bombas terminan cayendo sobre la gente inocente en Yemen.

“En este momento, los aviones de combate y las bombas del Reino Unido están desempeñando un papel central en la destrucción de Yemen dirigida por los saudíes”, ha subrayado Smith.

Desde 2015, Londres ha autorizado la venta de armas a Riad por un total de 5,2 mil millones de euros, según la CAAT. Además, el Reino Unido, junto con Estados Unidos, ha sido un apoyo fiel a Arabia Saudí en cuanto a su incursión en Yemen durante sus discusiones en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

Tras semanas de negar lo sucedido en el consulado, Arabia Saudí admitió por fin que el periodista crítico al régimen había muerto en una “pelea”. La narrativa saudí, no obstante, no ha logrado persuadir a la comunidad internacional, ni a sus aliados europeos.

La primera ministra británica, Theresa May, hace varios días exigió a Riad que esclarezca la verdad sobre la muerte de Khashoggi, pero sin tocar el tema de los contratos de armamento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.