Este jueves se debieron cancelar más de 150 vuelos de la empresa estatal Aerolíneas Argentinas y alrededor de 18.000 pasajeros se vieron afectados por una huelga de trabajadores. La medida de fuerza fue impulsada por la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA), la Asociación de Personal Aeronáutico (APA), la Asociación de Personal Técnico Aeronáutico (APTA) y la Unión de Personal Superios Aeronáutico (UPSA).

Según declaró al diario La Nación el secretario general de APLA, Mateo Ferreyra, decidieron hacer retención de tareas porque “no se pagó la totalidad del salario de octubre” y, además, “la empresa está incumpliendo con el acuerdo paritario del año pasado”.

El último punto se refiere a la llamada ‘cláusula gatillo’ acordada entre los gremios y la compañía, que estipula que, si la inflación supera el porcentaje de aumento de sueldo, este debería actualizarse a la par. Ferreyra apuntó que la huelga concluirá “cuando haya certezas” de que les van a pagar lo que les deben.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.