PEDRO EUSSE. Especial para TP

Coordinador general de la Corriente Clasista de Trabajadores «Cruz Villegas» / FNLCT

 

En medio de la crisis capitalista que nos azota, agravada por las agresiones económicas del imperialismo, el Ejecutivo nacional decidió una política salarial en sintonía con su «Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica», que ya superó los 90 días sin producir los resultados que necesitan la clase obrera y el pueblo trabajador: avanzar en la superación de la crisis en favor de las mayorías.

La política salarial del Gobierno, caracterizada de regresiva por el Partido Comunista de Venezuela (PCV) y el Frente Nacional de Lucha de la Clase Trabajadora (FNLCT), está plasmada en un memorando-circular (Lineamientos para ser implementados en las convenciones colectivas de trabajo de los sectores público y privado), suscrito con fecha 11 de octubre de 2018 por el ministro del Trabajo, Eduardo Piñate, y luego ha sido ratificada, con algunos ajustes, en una serie de instructivos que determinan tablas salariales y factores de cálculo de conceptos establecidos en las convenciones colectivas de la administración pública, empresas estratégicas y sector universitario (quizás emitan instructivos para otros sectores).

El 29 de octubre, los comunistas venezolanos produjeron un documento de análisis crítico, denominado «El PCV desmonta y denuncia la política salarial regresiva y llama a la clase obrera a unir sus fuerzas con las del pueblo trabajador de la ciudad y el campo, para la defensa de sus conquistas y por una salida revolucionaria a la crisis», en el que se demuestra que tales lineamientos van dirigidos a reducir la cuantía de los beneficios salariales contenidos en las convenciones colectivas.

Antipopular e ilegal

Con fundamentos teóricos, políticos, sindicales y jurídicos, el PCV desmonta uno a uno los argumentos de los Lineamientos del ministro del Trabajo y desentraña el objetivo esencial de esa política: «administrar la crisis en favor del capital y, en función de ello, desvaloriza la fuerza de trabajo».

Sustentado en la ciencia del marxismo y en el análisis dialéctico de la realidad concreta, el partido de la clase obrera afirma en su documento: «Cuando en los Lineamientos del Ministerio del Trabajo para las convenciones colectivas se promete una política salarial para lograr la “justa distribución de la riqueza”, están haciendo un ejercicio de máxima demagogia y de engaño al prometer lo que no pueden cumplir por la naturaleza misma de la economía capitalista, pero además, al leer los lineamientos concretos en materia de salarios y convenciones colectivas nos damos cuenta de que lo que realmente se proponen con “racionalizar” es reducir proporcionalmente los ingresos que, por tales conceptos, obtienen las y los trabajadores. Los altos funcionarios del actual Gobierno están admitiendo que para ellos lo justo es la distribución propia del capitalismo: mayores ganancias para la burguesía a costa de un menor salario para las y los trabajadores.»

Los comunistas rebaten con contundencia el calificativo de «grupos privilegiados» utilizado en los Lineamientos al referirse a las y los trabajadores que han logrado importantes conquistas contractuales, las que por cierto se han venido a menos por actuación de la inclemente inflación.

Para el PCV: «carece de fundamento racional y objetivo calificar de “privilegios” a conquistas laborales que son el resultado de luchas históricas de la clase trabajadora, incluso con gestas heroicas del movimiento obrero venezolano, particularmente a lo largo del siglo XX (…)». Agregan que esas luchas se tradujeron en avances en derechos de ley o en conquistas instituidas en las convenciones colectivas, como fuentes del derecho del trabajo, siendo recogidas en los principios de la Constitución de 1999 y en la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT), pero además «son parte del acumulado histórico del movimiento obrero en su cruenta lucha contra las injusticias inherentes al sistema capitalista.»

La implementación de la cuestionada política salarial, impropia de un Gobierno que se autocalifica de «revolucionario y socialista», incluye el uso de élites burocráticas del sindicalismo reformista para darle supuesta «legitimidad» a las desmejoras de convenciones colectivas de trabajo y algunas actas convenios suscritas antes de la reconversión monetaria (como en el caso del sector salud, empresas básicas de Guayana, sector universitario, petroleros, entre otros). Pero también paraliza procesos de negociaciones colectivas ya iniciadas (como en el caso del sector eléctrico) y se niega a iniciar determinadas discusiones contractuales (como en el caso del Inces), pretendiendo desconocer a legítimas representaciones sindicales.

Objetivos de lucha

El PCV, al igual que la Corriente Clasista de Trabajadores «Cruz Villegas» (CCT-CV) y el FNLCT, pone en evidencia que las desmejoras unilaterales impuestas a las convenciones colectivas son contrarias a los principios y normas de derecho establecidas en la Constitución y en la LOTTT y contribuyen a pulverizar el salario real, por lo que, al plantear la necesidad de derrotar tal política regresiva, llama a luchar por una política salarial progresista: escala móvil de salarios con base a los índices de precios de la canasta básica, acompañada de un sistema de control social (obrero, campesino, comunero y popular) sobre toda la estructura de costos, precios y ganancias.

La clase obrera requiere acumular fuerzas en unidad con el campesinado y el movimiento popular en general, para luchar con contundencia por una salida revolucionaria a la crisis, por lo que se insta al movimiento obrero y sindical clasista a lanzar una ofensiva para la defensa de los derechos laborales y populares, contra la estrategia imperialista de recolonización y por el desarrollo productivo bajo dirección obrera, campesina, comunera y popular, avanzando en la lucha por el poder total para las clases explotadas y oprimidas de la sociedad. Sólo así se podrá derrotar el dominio del capital y abrirle perspectivas ciertas a la conquista del Socialismo verdadero, construido sobre bases científicas.

 

 

PDF del documento «El PCV desmonta y denuncia la política salarial regresiva y llama a la clase obrera a unir sus fuerzas con las del pueblo trabajador de la ciudad y el campo, para la defensa de sus conquistas y por una salida revolucionaria a la crisis»:

https://prensapcv.files.wordpress.com/2018/11/pcv-desmonta-y-denuncia-politica-salarial-regresiva.pdf

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.