Explicación para quienes lo veis desde fuera: es el remedo de una icónica viñeta cómica y ácida muy conocida durante el franquismo titulada «13, Rue del Percebe». De arriba a abajo:

– Buhardilla y azotea: a la izquierda, la especulación con el alquiler de pisos turísticos, que está destrozando las ciudades, con plataformas como Airbnb (poned cualquier nombre en vuestra ciudad, aquí se habla de Barcelona); a la derecha la policía haciendo de las suyas contra activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca. Los carteles no hace falta comentarlos, ni tampoco los que aparecen en las antenas de televisión.

– Franco muerto y la monarquía, la iglesia y sus sucesores recibiendo el testigo. En el piso de al lado los presidentes del post franquismo, con los dirigentes sindicales de CCOO y UGT viendo tan campantes y satisfechos el juego que se traen. En el rellano, animales cazados por la monarquía con el presupuesto ciudadano.

– Principales banqueros y empresarios dándose un festín (y los buitres) con la Constitución española, las facilidades que les otorga y las puertas giratorias con que compran a los políticos. En el piso de al lado, los principales casos de corrupción bajo la sombra de Aznar e incluyendo a Jordi Pujol. En el rellano, el yerno del Borbón y su hija forrándose a costa del presupuesto ciudadano.

– Alemania y el FMI desvalijando a una familia gracias a la reforma constitucional exprés, esa que dicen que no se puede hacer, del artículo 135 que permite el saqueo de las conquistas sociales (los mal llamados recortes) y su posterior privatización, realizado con la inestimable colaboración policial, para variar. Al lado, los violadores de «La Manada» y los jueces que dieron crédito a su versión en contra de la de la víctima. En el rellano, más policías, en este caso la militarizada Guardia Civil, con más jueces y nazis en buena compañía deteniendo activistas.

– Abajo, la policía reprimiendo el referéndum de autodeterminación en Catalunya del 1 de Octubre de 2017; los presos y presas políticos por haber organizado las votaciones (y carteles en la pared de documentales censurados, grupos musicales procesados, montajes policiales y periódicos cerrados); la portería de todo el edificio, con Rajoy yéndose y Sánchez muy ufano en la portería; Villarejo (un comisario policial) y Felipe González, ex presidente, expertos en las cloacas de la guerra sucia mientras la gente sale a la calle en defensa de las pensiones, de la sanidad pública… e intenta derribar este régimen del 78. Y fuera de todo, los inmigrantes intentando saltar la valla de Ceuta.

El Lince