Entrevista al camarada Pol Pot. Reproducida de Bandera Roja de la OCE-Bandera Roja, 1978

Publicado:

Noticias populares

Entrevista original publicada en ‘Bandera Roja’ (órgano de la OCE “Bandera Roja”) en abril de 1978. El contenido de la entrevista no ha sido editado en modo alguno, editándose sólo para dar coherencia, estructurar el texto y corregir errores gramaticas y/o sintácticos.

Puedes encontrar la versión en PDF aquí:
https://mega.nz/#!v1ADVJaA!RXqNfzqJunDMASy58meLE1POyHg5NAptiqSFa6WpS74

Periodista: Pronto se cumplirá el tercer aniversario de la liberación de vuestro país. ¿Podéis informarnos de lo que habéis hecho estos tres años?

Pol Pot: En este periodo, después de la liberación total de nuestro país, hemos hecho progresar la agricultura en un 90 por ciento y, al mismo tiempo, los trabajos de construcción de diques, reservas de agua, canales de irrigación en todo el país; nos proponemos eliminar el analfabetismo creando escuelas en cada pueblo; también hemos desarrollado los servicios médicos y sanitarios y la industria en todas las regiones.

Periodista: Después de la liberación de vuestro país, habéis roto completamente con el viejo régimen. ¿Qué tipo de sociedad pensáis construir?

Pol Pot: Crearemos un nuevo sistema social basado en sistemas igualitarios, según la voluntad del pueblo y las líneas trazadas por la constitución camboyana. No existe una división de clase, sino un esfuerzo de unificación por la reconstrucción nacional y la independencia del país.

Periodista: ¿Cómo pensáis desarrollar el país, partiendo del hecho de que, al menos por ahora, no disponéis de escuelas, de universidad ni tampoco de escuelas técnicas?

Pol Pot: En primer lugar queremos desarrollar la industria y la agricultura, tomando esta última como punto de apoyo para la industria. Para que se desarrolle la industria, se necesitan capitales. ¿De dónde vendrán los capitales? De la producción agrícola. Para eso, tendremos que formar a técnicos de modo urgente. En cuanto a universidades y escuelas técnicas, se precisa andar un largo camino para alcanzar la meta. Por esa razón crearemos técnicos a partir de la base, o sea a partir del trabajo y la práctica simultáneos con el estudio. Por ejemplo, las obras de construcción del pantano de Prek Tno hace años que se iniciaron pero nunca se terminaron, mientras que nosotros la hemos ultimado en dos años, en 1976 y 1977. Si tuviésemos que esperar a que los técnicos salgan de las universidades y escuelas técnicas, no lograríamos hacer progresar los trabajos agrícolas e industriales tal como lo estamos haciendo.

Periodista: ¿Nos podéis explicar estos problemas: ningún habitante en las ciudades, abolición de dinero, abolición de salario para el personal administrativo; todo eso constituye un modelo de vuestro sistema socialista o es algo transitorio?

Pol Pot: Existen más razones para tomar esas medidas: 1) la falta de provisiones alimenticias para millones de personas; no habríamos podido resolver ese problema dejando a la gente en las ciudades. Era necesario distribuirla por los pueblos y crear cooperativas que favoreciesen y acelerasen el desarrollo agrícola. 2) En cuanto a la eliminación del uso del dinero en la retribución salarial, podemos explicarlo de la siguiente manera: en 1970-1971 habíamos liberado ya el 75 por ciento del país. pero sólo teníamos poder político y poder militar, mientras que el poder económico seguía en las manos de los capitalistas que amasaban las riquezas. Ahora todos los cuadros administrativos, las tropas revolucionarias y las personas de todas las categorías no cobran salarios. De cara al futuro, seguiremos las decisiones del pueblo y no lo obligaremos a hacer algo que no desee.

Periodista: Hemos constatado que la Kampuchea Democrática tiene muchas dificultades con sus países vecinos; ¿cómo pensáis resolver estos problemas?

Pol Pot: Camboya está en las mismas condiciones de otros países que acaban de liberarse, y es por lo tanto normal que encontremos dificultades y obstáculos. Mantenemos una posición rígida en cuanto al principio de independencia, soberanía, integridad territorial y no alineamiento, y estamos dispuestos a defender enérgicamente nuestro país. Además, la solución del problema no es difícil: basta con que Vietnam reconozca y respete de verdad la independencia, la soberanía y la integridad territorial de la Kampuchea Democrática, y el problema se resolverá rápidamente y sin ninguna dificultad.

Periodista: Todo el mundo sabe que vuestro país está rígidamente cerrado; ¿sobre qué principio os habéis basado para tomar esa decisión?

Pol Pot: Mi país está atravesando muchas dificultades itnernas. Una vez resueltos ciertos problemas, hemos decidido invitar a los países amigos, por que son países que dicen la verdad sobre el nuestro. Desde 1975 hasta hoy, muchos países amigos han enviado delegaciones para realizar visitas oficiales de amistad con Camboya aceptando la invitación de nuestro gobierno.

Periodista: ¿Que pensáis hacer para que la cooperación entre nuestros dos países, Yugoslavia y la Kampuchea Democrática, se desarrolle cada vez más en el futuro?

Pol Pot: Haremos todo lo posible para facilitar la cooperación entre los ciudadanos de nuestro país y los de Yugoslavia, acelerando la producción agrícola con el fin de disponer de productos para realizar intercambios.

Periodista: A nuestro regreso, daremos a conocer la opinión internacional del desarollo y la realidad de vuestro país a través de la prensa y la televisión. Queríamos, por lo tanto, hacer una última pregunta, compañero Pol Pot: ¿quiénes sois?, ¿cuál fue vuestro pasado?

Pol Pot: Debo deciros con franqueza que aún no puedo contaros íntegramente mi biografía ni la de los demás colegas dirigentes, aunque sí puedo daros informaciones. Soy hijo de un campesino, a los seis años fui a la escuela en una pagoda, más tarde fui monje durante dos años. Después realicé estudios técnicos, en concreto técnica de electricidad. Al cabo de un año obtuve una beca de estudios en el extranjero en Francia. Allí, durante un año, me puse a estudiar intensamente, pero luego tomé contacto con el movimiento de los estudiantes progresistas y me dediqué a la causa de la revolución. Al acabar la beca, tuve que volver a Camboya. Entré en un movimiento clandestino de lucha en Phnom Penh y me metí en la jungla para luchar contra el colonialismo francés. Después de la conferencia de Ginebra en 1954 seguí trabajando para el movimiento, pero en aquel periodo enseñé historía y geografía en una escuela privada de la capital. En 1963 dejé otra vez Phnom Penh y me instalé en un pueblo rural, para evitar que los agentes de Lon Nol me identificaran. Por último permanecí en el maquis desde 1963 y volví a Phnom Penh el 24 de abril de 1975, al ser elegido secretario general del Partido Comunista de Kampuchea.

Extraído del blog camarada-gris.blogspot.com.es/

Fuente: Dazibao Rojo

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Los sucesos del 11 de julio fueron gestados, organizados y financiados desde EE. UU.

Los inventores de la narrativa de la indignación popular ahora quieren construir otra sobre una supuesta insurrección espontánea contra el Gobierno, que justifique la derrota y propicie la intervención extranjera en la Isla

Le puede interesar: