A la Juventud sí le interesa el destino de Cuba.

A casi cinco años de celebrado el 10mo. Congreso de la UJC, sus acuerdos son misión cumplida. Así se demostró en el Pleno del Comité Nacional de la organización juvenil celebrado el viernes último, en la capital

115

Si algo demostró el Pleno del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) —celebrado el viernes último en la capital— es que los acuerdos del 10mo. Congreso de la organización juvenil no se engavetaron ni cayeron en saco roto, como más de una vez ha alertado el General de Ejército Raúl Castro Ruz que no debía ocurrir al referirse a estas citas. Por el contrario, tuvieron un seguimiento, control y verificación minuciosos y a casi cinco años pueden darse como misión cumplida.

Pero si ese ya fue un buen resultado, el mayor de todos recae —como apuntaron los miembros del máximo órgano de dirección de la UJC entre congresos— en seguir mirándolos con lupa, pues existen temas que precisan de permanente atención a todos los niveles; y, también, es muy importante informar a los jóvenes con el fin de que conozcan cuánto se ha hecho y cuáles son las prioridades para la próxima etapa.

Así se refleja en el informe presentado en el Pleno por Diosvany Acosta Abrahantes, miembro del Buró Nacional de la UJC, quien resaltó que el cumplimiento de los 59 acuerdos movilizó a muchos, dentro y fuera de las filas de la organización, sencillamente, porque sus esencias eran asuntos de toda la juventud y no solo de su vanguardia política.

Añadió que algunos fueron implementados y cumplidos a corto plazo; a otros el nuevo y complejo contexto en que vive el país y en el cual se desarrolla la juventud ha hecho necesario actualizarlos e, incluso, ampliar su contenido y alcance. También están aquellos —el mayor número— de carácter permanente, obra del quehacer cotidiano en los escenarios y sitios donde se encuentran y desarrollan los niños, adolescentes y jóvenes cubanos, dijo.

En el Centro de Convenciones de Cojímar, lugar en que sesionó el Pleno, muchos fueron los ejemplos que se mencionaron del trabajo desarrollado por la UJC junto a organismos e instituciones. Sirva de referencia el hecho de que en esta etapa se aprobaron ocho decretos-leyes y 39 resoluciones ministeriales, y un asunto cardinal como el de la recreación —el que mayor número de planteamientos mereció en el anterior Congreso— fue asumido como programa de Gobierno.

Permanente atención

Cuando la vanguardia política de la juventud se alista para celebrar en el próximo año su 11no. Congreso era necesario este análisis. Más que por los resultados y las experiencias —que son un medidor del alcance de lo hecho—, por los retos que tiene la organización ahora mismo y mañana, entre toda su militancia y en la interacción con los demás actores de la sociedad.

Rafael Jorge Noya Laffite, secretario general del comité de base de la UJC de Bufetes Colectivos de Holguín, señaló que en estos tiempos no se ha esperado una convocatoria para realizar trabajos voluntarios, tareas de impacto social, donaciones de sangre… Tampoco, precisó, para el ejercicio de su profesión como abogados en una etapa muy activa en lo legislativo, ya con una nueva Constitución de la República.

Por su parte, el villaclareño Rodolfo Morales Mato, estudiante de la especialidad de Cirugía cardiovascular en el cardiocentro Ernesto Che Guevara, y Jasiel Delgado Isaac, secretario de la UJC en la Universidad de Ciego de Ávila Máximo Gómez Báez, insistieron en que es importante tener una buena dirección en los comités de base para lograr los propósitos que se plantea la organización, con el objetivo de sumar, para convencer y motivar a todo el universo juvenil.

Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC, aseguró que lo logrado ha sido fruto de las acciones implementadas con el concurso de los comités de base, las organizaciones estudiantiles y los movimientos juveniles, pero también del seguimiento constante que le ha dado el Partido, el Gobierno y el Estado, así como el Buró Nacional de la UJC en diferentes espacios.

Entre los temas que requieren de permanente atención mencionó el crecimiento a las filas, la ejemplaridad, el protagonismo, la combatividad y la exigencia de los militantes, la preparación de la dirección del comité de base para realizar sus procesos e influir en el universo juvenil, profundización en el estudio del pensamiento martiano, marxista-leninista y fidelista, así como la enseñanza de la Historia ante la guerra simbólica y la desmemoria que nos plantea el Gobierno de Estados Unidos.

También habló de la generación de contenidos, del posicionamiento y uso de los espacios que brindan las tecnologías de la información y las comunicaciones en defensa de la Revolución, de fortalecer los vínculos con el sector no estatal, de prestar mayor atención a los jóvenes científicos, especialmente a los de las ciencias sociales y del sistema de acciones que propician la cultura del rechazo a las adicciones y las indisciplinas sociales.

Cada uno de estos asuntos de cara al futuro tenemos que asumirlos como hasta hoy: con sistematicidad, coherencia e integración. Aquí nadie ha puesto freno a las capacidades de soñar y de ser creativos, y por eso debemos ser eternamente inconformes con lo logrado, porque cada nueva generación tiene que estar más preparada para los grandes desafíos que le esperan a nuestra Patria y a la humanidad toda, como nos enseñó Fidel, en particular en estos tiempos de hostilidad imperial, complejidades económicas y subversión, dijo.

Perfeccionando métodos y estilos de trabajo

Durante el Pleno, el Comité Nacional recibió una amplia información sobre el comportamiento de los principales indicadores de la vida interna de la UJC en 2019, año en el cual creció el número de militantes, organizaciones de base y de ingresos al Partido respecto a la etapa anterior, así como se fortaleció la política de cuadros y se ha desarrollado con buenos resultados el proceso orgánico del 11no. Congreso de la organización.

Según lo explicado por Maykel Pérez Valdés, miembro del Buró Nacional de la organización, la UJC consolida su trabajo; no obstante, tiene que seguir trabajando en la preparación de sus secretarios generales de comité de base para que conduzcan los procesos políticos que se realizan, a la vez que en esta estructura se necesita planificar más actividades con un carácter formativo.

La Revolución no va a perecer, y está en manos de la juventud y de su vanguardia política que perdure, aseguró Abelardo Álvarez Gil, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, quien añadió que las nuevas generaciones pueden sentirse orgullosas de lo que han hecho, preservado y alcanzado en estos años frente a las agresiones y las más duras pruebas.

Sobre el desempeño de la UJC, aseguró que durante estos años hemos visto una vanguardia nada alejada del universo juvenil y que perfecciona métodos y estilos de trabajo y el funcionamiento para cumplir mejor su misión de contribuir a la formación comunista de las nuevas generaciones.

Agregó que no todos los problemas están resueltos, en particular en la base, donde hay que orientar, explicar, argumentar y debatir con los jóvenes. En todos los escenarios toca seguir trabajando, aportando, construyendo, sin importar cuán grandes son los desafíos, señaló.

Al intervenir en esta última reunión ordinaria antes del 11no. Congreso de la UJC, Álvarez Gil afirmó que este será un buen Congreso, pues el proceso orgánico y los pasos dados hasta ahora así lo demuestran, y permite vaticinar que será muy representativo de la Cuba de hoy y de sus jóvenes para seguir edificando nuestro proyecto de país.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.