CCOO exige la liberación inmediata del sindicalista argelino Kaddour Chouich.

El 2 de enero su familia ha informado en un comunicado de su grave situación. El juicio de apelación está programado para el próximo 7 de enero.

36

El sindicalista argelino Kaddour Chouicha, vicepresidente de la Liga Argelina para la Defensa de los Derechos Humanos (LADDH) y presidente del Sindicato de Maestros (SESS), afiliado a la Confederación General Autónoma de Trabajadores de Argelia (CGATA), fue sentenciado a un año de prisión durante un juicio rápido e injusto que tuvo lugar el pasado 10 de diciembre de 2019 en Orán.

Entre otros se le imputaron cargos de «desprecio y violencia contra funcionarios e instituciones estatales, ofensa al presidente de la República y exposición pública de documentos que podrían dañar el interés nacional». Todas las acusaciones se produjeron sin pruebas en su contra que puedan demostrar la veracidad de las mismas. Su condena y encarcelamiento son solo de naturaleza política, como ya ha denunciado en anteriores ocasiones el movimiento sindical internacional y Comisiones Obreras en sus anteriores comunicados.

Durante la visita realizada por su esposa el 2 de enero de 2020 al centro de detención de Orán donde se encuentra, se ha descubierto que su estado de salud está muy debilitado por las condiciones de encarcelamiento y empeora con el paso de los días debido a un proceso de gripe y bronquitis. Pero además, y debido a la situación de estrés, su presión arterial es muy alta y podría sufrir complicaciones cardíacas y renales. Chouicha, de 63 años, sigue tratamientos médicos desde 2015 por un edema pulmonar agudo. La cárcel de Orán no tiene los medios adecuados en caso de que sus enfermedades se complicaran. Su esposa responsabiliza a partir del 2 de enero a las autoridades argelinas de cualquier agravamiento de la salud de Chouicha que pudiera sobrevenirle a partir de ahora.

En el comunicado del 2 de enero, su familia y el movimiento sindical argelino independiente apelan a las autoridades argelinas, al presidente de la República, al primer ministro, al ministro de Justicia para su liberación y piden a todas las organizaciones nacionales e internacionales que defienden los derechos humanos que pidan su urgente traslado a una unidad de atención adecuada y su inmediata liberación.

El juicio de apelación está programado para el próximo 7 de enero. Sus defensores recordarán que Chouicha solo ha expresado sus opiniones pacíficamente, ha luchado para defender a los presos políticos argelinos y ha exigido una justicia independiente de conformidad con el derecho legítimo de expresión consagrado en la Constitución argelina y las convenciones internacionales ratificadas por Argelia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.