Los volcanes subglaciales funden una parte del hielo de la Antártida occidental.

88

A diferencia de otras grandes superficies heladas del planeta, como el Ártico, en Groenlandia y la Antártida el hielo reposa sobre tierra firme. En 2017 la NASA publicó un breve artículo, muy bien ilustrado, sobre el lecho rocoso de la Antártida, mostrando los ríos y lagos que hay bajo la capa de hielo (1).

Como en cualquier otra región de la tierra, en ella hay un impresionante número de fallas tectónicas y volcanes activos que forman parte del llamado “anillo de fuego del Pacífico” (2), especialmente en la región occidental de la Antártida, donde el calor no está encima, en la atmósfera, sino debajo. Las fallas tectónicas generan chorros de calor de origen geológico capaces de fundir la capa de hielo que hay encima.

Sobre este tipo de fenómenos, en 2014, el geólogo jubilado James Kamis elaboró la teoría tectónica del clima que defiende en una página web de apasionante lectura (3). Según esta teoría, las fuentes de calor de origen geológico son la causa fundamental de muchas anomalías en los ecosistemas, océanos, clima y masas de hielo de la Antártida y, más en concreto, en su región occidental.

En la Antártida la capa de hielo tiene un grosor superior a los dos kilómetros que, en su zona occidental se está reduciendo, lo que de manera ritual se atribuye al calentamieno atmosférico.

Sin embargo, en 2018 un estudio descubrió que bajo el glaciar Pine Island situado en dicha región hay un chorro de calor volcánico que esta reduciendo la capa de hielo. “Nuestro descubrimiento de una importante fuente de calor bajo un gran glaciar en las Tierras Altas de la Antártida occidental subraya la necesidad de comprender el vulcanismo subglacial, su interacción con los márgenes marinos y su posible papel en la futura estabilidad de las Tierras Altas de la Antártida occidental”, escribían los investigadores en el artículo de Nature Communications (4).

También señalaban que la actividad volcánica podría aumentar el retroceso del glaciar Thwaites, que es adyacente al anterior, un descubrimiento que pocos días después motivó un comunicado de prensa de la National Science Foundation (5).

Paralelamento, otro estudio aparecido en “Science” destacaba el rápido levantamiento del lecho rocoso de la Antártida occidental, lo que “sugiere que la geología que hay bajo el hielo es diferente de lo que los científicos habían creído anteriormente”, según reconocían (6).

El manto que hay bajo el lecho rocoso en esa parte de la Antártida es más caliente y menos viscoso de lo esperado. El calor funde el hielo, reduciendo así la presión de la columna que hay encima y levantando el lecho rocoso por un efecto de rebote.

Pero ese levantamiento es tan pronunciado que, según Kamis, no se puede explicar sólo por un rebote sino por la influencia de otro tipo de fuerzas geológicas. La zona donde se está levantando el lecho coincide con el flujo de calor procedente de los volcanes, un proceso que Kamis equipara a lo que está ocurriendo en Groenlandia e Islandia.

Otro estudio publicado en “Nature” demostró que la capa de hielo de la Antártida occidental se fundió y retrocedió significativamente hace 10.000 años y luego se recuperó rápidamente en toda su extensión (7), por lo que la reducción de la masa de hielo se produjo sin necesidad de ninguna intervención industrial.

Como ya hemos explicado en otra entrada, en el conjunto de la Antártida la masa de hielo está aumentando. La fusión sólo se produce en la región occidental por la que transcurre el “anillo de fuego del Pacífico”, indicando que su causa radica en el suelo y no en la temperatura atmosférica.

Si la causa estuviera en la atmósfera, cabría esperar que los fenómenos aparecieran en todas las regiones de la Antártida y no sólo en una parte, como apunta Kamis.

(1) https://www.jpl.nasa.gov/news/news.php?release=2017-291#.WgH4u-OBkE8.twitter
(2) https://climatechangedispatch.com/west-antarctic-volcano-and-fault-belt-part-of-pacific-ring-of-fire/
(3) http://www.plateclimatology.com
(4) https://www.nature.com/articles/s41467-018-04421-3
(5) https://www.nsf.gov/news/news_summ.jsp?cntn_id=295861
(6) http://science.sciencemag.org/cgi/doi/10.1126/science.aao1447
(7) http://dx.doi.org/10.1038/s41586-018-0208-x

Mapa de los ríos y lagos bajo el hielo de la Antártida

Más información:
– Una paradoja de la ciencia moderna que no conduce al Apocalipsis
– Mentiras, noticias y la Antártida sigue más congelada que nunca

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.