Por primera vez Israel responde con un ataque real a un ataque virtual de Hamas,

43

El domingo el ejército israelí sufrió un ataque informático de Hamas, admitió su portavoz oficial, el coronel Johnathan Conricus.

Como vemos, la informática es la continuación de la guerra por otros medios, los digitales, y desde 2017 Hamas cuenta con una unidad especializada en ciberguerra cuyo objetivo es, entre otras cosas, infectar los teléfonos móviles de los soldados israelíes para extraer información sobre ellos.

Hasta ahora, Israel siempre había logrado frustrar la piratería electrónica de Hamas relativamente pronto, pero esta vez ha sido distinto y la organización palestina se ha introducido en los móviles de cientos de soldados.

Ya había ocurrido en julio de 2018, cuando los militares israelíes tuvieron que poner en marcha la Operación Corazones Rotos porque los soldados caían en la trampa de visitar sitios de citas o informaciones sobre la Copa del Mundo de Fútbol.

De esa manera los palestinos capturaban la agenda de contactos, álbumes de fotos, mensajes en las redes, conversaciones de audio, grabaciones de vídeo…

Es un ataque que en la jerga informática llaman “trampa de miel” (honeypot), al que nunca se resisten, ni las abejas ni los soldados israelíes que, cuando no tienen a nadie para matar, se aburren encerrados en un cuartel o en una garita.

Entonces el soldado entabla una conversación para tortolitos con quien menos se lo espera: un barbudo de Hamas curtido en mil batallas que le convence para que descargue una aplicación en su móvil.

A partir de ahí todo va cuesta abajo y la aplicación toma el control del teléfono móvil del soldado. Hamas empieza a manejar el móvil de su enemigo a distancia y son cientos de ellos los que caen en el pozo de miel.

Es cuestión de seleccionar cuidadosamente a los soldados que van a caer en la trampa. Por ejemplo, lo mejor es que estén destinados en puestos de control de la Franja de Gaza.

La penetración informática ha llegado a tal punto que en mayo del año pasado la aviación israelí bombardeó uno de los centros de guerra electrónica que Hamas tiene en Gaza y lo tuvo que anunciar en su cuenta oficial de Twitter para que sus soldados tomaran buena nota.

El ejército israelí ha perdido la ventaja que creía tener en la guerra electrónica y tecnológica. Es un salto cualitativo. Por primera vez en la historia un país responde con un ataque real a un ataque virtual.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.