sábado, agosto 8, 2020
Enlace externo

Reducción de pobreza en educación: 30 años del Proyecto Esperanza en China

Noticias populares

El certificado digital de vacunación se probará en niños del Tercer Mundo con implantes bajo la piel

Los ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts han desarrollado nanopartículas que se inyectan bajo la piel, emitiendo una luz...

El Ministerio del Interior alemán define al coronavirus como «falsa alarma global» en un informe filtrado a la prensa

El gobierno alemán y los principales medios de comunicación han quedado en estado de shock después de que desde...

Colombia: asesinan a familiares de excombatiente en Huila

El partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) informó del asesinato de dos familiares del excombatiente Nencer Barrera, en...

Por Yu Man y Li Xiaoke

Shanghai, 03/07/2020 (El Pueblo en Línea) –A lo largo de la historia humana, los pueblos de todo el mundo quieren dejar atrás la pobreza preconizando y experimentando caminos distintos. Hace más de 100 años, un político, economista e historiador español, Joaquín Costa, sintetizó contundentemente sus fórmulas con ¨Escuela y despensa¨ para luchar contra la pobreza y el analfabetismo, así como contra la desnutrición, de ahí la consigna. Hoy día, China, el país más poblado del mundo, consiguió mucho en “despensa y escuela”. Unos 800 millones de chinos salieron de la pobreza en menos de 40 años. Y en la reducción de analfabetismo es innegable el mérito del Proyecto Esperanza que ya lleva 30 años. Fue iniciado en 1989 por la Fundación China del Desarrollo Juvenil (FCDJ) y es un programa benéfico no gubernamental cuya misión y meta es combatir la pobreza con foco en la miseria infantil rural para cubrir las necesidades de los estudiantes pobres y vulnerables material y espiritualmente. Hasta hoy día, se ha logrado mucho y se observa más participación popular. Más del 63,5% de la población china ha tomado parte o realizado contribuciones en diversos modos. Con más de 15 mil millones de yuanes (unos 2,2 mil millones de dólares) de donaciones nacionales y extranjeras, el proyecto ha renovado y construído más de veinte mil escuelas primarias para acomodar a los alumnos con dificultades económicas y ha financiado la educación de unos seis millones de estudiantes rurales. Con sus prácticas sociales, el Proyecto Esperanza demostró ser un camino factible con peculiaridades chinas hacia el desarrollo de educación sostenible. Si volvemos la vista, podemos decir que el Proyecto Esperanza ha experimentado tres periodos:

Inicio y crecimiento: 1989-2004

A finales del siglo XX, China tenía muy bajo su PBI per cápita. Unos 80 millones de habitantes del área rural se encontraban bajo el nivel de pobreza. Por la escasez económica, la educación de China no podía satisfacer las necesidades de todos los niños. En marzo de 1989, el Comité Central de la Liga de la Juventud Comunista de China estableció la Fundación China del Desarrollo Juvenil, organización nacional sin fines de lucro, para ayudar a los jóvenes en sus capacidades y a mejorar el ambiente para su desarrollo. Poco después, la fundación creó el Proyecto Esperanza, cuya meta era garantizar que todos los niños en zonas rurales tuvieron la oportunidad de ir a la escuela. Nuestro líder Deng Xiaoping apoyó el proyecto, hizo su donación e inscribió del Proyecto Esperanza en chino. En esa etapa, las principales actividades eran la construcción de escuelas primarias y subsidiar a estudiantes. La primera Escuela Primaria Esperanza se fundó en mayo de 1990 en Jinzhai, provincia de Anhui. El hecho marcó un hito en la historia del desarrollo del Proyecto Esperanza, en cuya evocación se recuerda un par de ojos inolvidables: los de la pobre niña Su Mingjuan. En mayo de 1991, ella, estudiante de primer curso en escuela primaria en el condado de Jinzhai, fue entrevistada por el diario China Youth Daily. La foto de ella con grandes ojos aspirantes a ir a la escuela. La foto, que se extendió por todo el país, impresionó a innumerables chinos. En poco tiempo, se la consideró la imagen simbólica del Proyecto Esperanza.

Figura «Los Ojos Grandes» (《大眼睛》) de Su Mingjuan | Fuente: La serie fotográfica Aspiro a ir a escuela del Proyecto Esperanza

Consolidación y transición: 2005-2014

En 2005, un año antes de la promulgación de la nueva Ley de Educación Obligatoria, se efectivizaron las «dos exenciones y un subsidio» en la etapa de educación obligatoria en toda China. Los gobiernos central y local asignaron 7.200 millones de yuanes en las regiones central y occidental. Y la FCDJ hizo ajustes necesarios y amplió los servicios del Proyecto.

Desde 2007, La FCDJ cambió el modelo de ayuda simple por otro nuevo «ayuda – autodesarrollo», ampliando la prestación social del Proyecto Esperanza. Es decir que mientras seguía recaudando fondos para estudiantes desfavorecidos y construyendo escuelas rurales, comenzó a ayudar a los estudiantes a autodesarrollarse en varios aspectos. A base de becas, se aumentan los programas de capacitación tales como acciones voluntarias para el Proyecto Esperanza, trabajo-estudio, prácticas sociales, etc. Además se crean muchos tipos de actividades para realizar la meta de la ayuda financiera-autodesarrollo.

El proyecto pone énfasis en capacitar a los educadores en escuelas rurales con nuevas ideas educativas, nuevos cursos, nuevas tecnologías aplicadas a la enseñanza y ética. El objetivo es lograr que los propios educadores sean capaces de renover sus métodos y tengan aspiraciones académicas. Se crea así el Premio Jardinero Proyecto Esperanza a maestros rurales que hayan alcanzado grandes resultados.

La FCDJ logró que muchas empresas colaboren también, como Ping’an Insurance, Samsung China, YumChina, Air China, IHG, entre otras, colaboradoras y testigos del desarrollo del proyecto y a la vez participantes en realizar programas benéficos para ayudar a los jóvenes. Estas actividades de caridad son cada vez más habituales. Desde 2011, la FCDJ fue cambiando la manera de ofrecer sus ayudas financieras priorizando las zonas más remotas. Por ejemplo, seleccionó unos distritos como Wufeng, de la provincia de Hubei, y la región de Liangshan para programas clave. Fue así como transformó el modo de ayudas financieras disperso y descentralizado en uno intensivo y centralizado.

Nueva era y misión: 2015-2019

En 2015, el Gobierno Central subrayó la necesidad de esforzarse para que en 2020 se terminara con la pobreza rural, según los estándares nacionales vigentes. Para ayudar a los pobres, lo primero es la educación. El presidente Xi Jinping subraya: “debemos promover la reducción de la indigencia mediante el desarrollo de educación con acciones afinadas en la prestación de ayudas, centrarnos en ayudar a los niños pobres a recibir educación y bloquear la transmisión intergeneracional de la pobreza, para que cada niño tenga confianza en sí mismo y tenga esperanza en el futuro”.

En 2016, en el marco de esa lucha contra la pobreza, la FCDJ lanzó el programa de la ayuda financiera para estudiantes y dio prioridad a la educación en las áreas y entre las familias más pobres al distribuir recursos públicos. Los puntos clave de ese programa son su estrictez, exactitud y eficiencia. Se manifiestan en la ayuda financiera para estudiantes como medida principal, la estricta selección de estudiantes beneficiarios, el establecimiento del completo archivo de los hogares pobres y la administración extremadamente cuidadosa. Los resultados fueron notables.

En 2017, la FCDJ dedicó unos 200 millones de yuanes específicamente a la actuación afinada en la prestación de ayuda contra la pobreza. En el período clave de ganar resueltamente la batalla contra la pobreza, no se puede eludir la responsabilidad del Proyecto Esperanza al ayudar a aliviar la pobreza y construir escuelas primarias.

Internacionalización

La FCDJ da importancia a la internacionalización del Proyecto Esperanza. En 2010, lanzó el Proyecto Esperanza para África y firmó un preacuerdo de Asistencia y Cooperación de Escuela Esperanza con Tanzania, Kenia, Namibia, Burundi y Ruanda, países identificados por la ONU como más atrasados. En marzo de 2011 se llevó a cabo la ceremonia de inauguración de la primera Escuela Primaria Esperanza en Mosoga, Tanzania, con lo que el proyecto dio su primer paso firme. A finales de 2014, se han establecido 23 Escuelas Primarias Esperanza en África. Y también se incluyó a Angola con el modelo de un Colegio Vocacional de BN, que ofrece capacitación gratuita para talentos locales brindando esperanza a los jóvenes.

En la actualidad, la pobreza, la desigualdad y el desequilibrio son cuestiones mundales. Con la aprobación de los Ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio en 2000 y la Declaración de Incheon para la Educación 2030 en 2015, el mundo asumió un firme compromiso. La iniciativa “Educación para Todos” demuestra la buena voluntad. Lo más importante es ponerla en práctica. El Proyecto Esperanza constituye acciones reales muy efectivas para luchar contra la desigualdad y las diferencias en la educación y para auxiliar a los estudiantes pobres y vulnerables. Su ideal es sencillo: no dejar a ningún niño abandonar la escuela o ser abandonado por la educación pública debido a la pobreza.

(La nota original fue publicada en la revista argentina Dangdai.)

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

(Video) Pentágono publica por primera vez un video del ataque con misiles hipersónicos de Estados Unidos

El Pentágono ha publicado por primera vez en el mundo un video de una unidad de maniobra hipersónica que golpea un objetivo en uno...

Le puede interesar: