Desmantelan en España un grupo de traficantes de armas y se topan con un ‘museo nazi’

Publicado:

Noticias populares

En la ciudad española de Málaga, la Guardia Civil desarticuló un grupo de traficantes de armas que las comerciaba entre narcotraficantes del sur del país. Durante los registros se incautaron 160 armas de fuego, entre ellas fusiles de asalto, así como numerosos cartuchos y una granada con un kilo y medio de explosivo militar.

Los tres cabecillas del grupo, que operaba desde hace más de tres años, fueron detenidos. Se trata de dos ciudadanos alemanes y uno británico, a los que “se les imputan los delitos de integración en grupo criminal, tráfico y depósito de armas, tráfico de municiones, tráfico de drogas y falsedad documental”, según un comunicado de la Guardia Civil.

En la vivienda de uno de los detenidos de nacionalidad alemana, que residía en Coín “bajo la falsa apariencia de un jubilado extranjero”, los agentes hallaron un sofisticado taller clandestino donde se cree que modificaban armas de guerra previamente adquiridas en países del Este.

El segundo alemán, vinculado a colectivos de extrema derecha y a movimientos nazis, se encargaba del almacenaje y de ocultar las armas, que guardaba en una nave alquilada. Allí, y en particular en su domicilio, tenía un ‘museo’ de objetos, uniformes y banderas de temática nazi. Mientras, el británico, detenido con anterioridad por tráfico de drogas, se ocupaba de las ventas como intermediario entre los alemanes y los narcotraficantes.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Ante la crisis, otro frente nacional

Gracias al Paro Nacional el régimen retrocedió en su pretensión de seguir echando la crisis en hombros de las capas medias y de los empobrecidos, en su terco intento descargó lo más cruel de su represión contra los manifestantes hasta dejar en el suelo el prestigio de sus Fuerzas Armadas.