La violencia policial del actual gobierno no difiere de los anteriores

Publicado:

Noticias populares

El relato oficial de los altavoces del régimen sentencia que:

  1. Pablo Hasél no es un cantante sino un delincuente que ataca a la democracia y sus instituciones con letras que apoyan al terrorismo.
  2. La justicia ha actuado en consecuencia, porque para eso la democracia se ha dotado de un aparato legal  acorde con los valores que garantizan las libertades, el respeto, etc etc.
  3. Las manifestaciones no han sido convocadas en tiempo y forma para que la autoridad competente pueda dar el visto bueno.
  4. La intervención de las Fuerzas del Orden se debió ante hechos de «guerrilla urbana» protagonizados por terroristas que atacan comercios y mobiliario urbano.
  5. La «paz social», logro inequívoco del régimen, no puede ser amenazada por minorías radicales.

Sin embargo, la realidad es bien distinta:

  1. El régimen del 78 se dotó de un aparato represivo perfectamente continuador del anterior (de grises y franquismo) para seguir defendiendo los intereses de la clase dominante que, obviamente, no cambió al morir el dictador. Las Fuerzas del Orden son eso, cuerpos que salen pertrechados a defender al poder que les paga.
  2. También de un sistema judicial que sabe cuál es su papel en una sociedad dividida en clases. Una judicatura al que acceden hijos de familias burguesas y que son nombrados por partidos que avalan y defienden el régimen.
  3. La protesta y reivindicación tiene que ser en la forma y el lugar que las autoridades dispongan, Ellos dictaminan lo que es «pacifista» y lo que no. De paso, califican hechos artísticos y culturales para ser autorizados en función de que respeten los «valores democráticos» que ellos han engendrado.
  4. Si nadie protesta, todo va bien. La «paz social» consiste en que todo fluya de acuerdo a no molestar a los dueños del poder, de no denunciar a los hacedores de las injusticias y la miseria.
  5. El aparato mediático a su servicio se encarga del resto. Los «antisistema» que se atrevan a cuestionar el status quo deben ser apartados, encarcelados y, llegado el caso, ejecutados, braman desde Falsimedia, y dicen que la violencia (no se refieren a la que practican ellos) debe ser combatida.
  6. Defenderse es delito. De tal modo que este editorial será mirado con lupa.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: