Un británico que de niño escuchó a su padrastro hablar sobre crímenes nazis se entera años después de que en realidad participó en ellos

Publicado:

Se sospecha que el presunto colaborador de los nazis, que huyó al Reino Unido después de la guerra, participó en ejecuciones en su ciudad natal, en la actual Bielorrusia.

Noticias populares

Cuando era niño, el británico John Kingston escuchó a su padrastro polaco, Stanislaw Chrzanowski, contar historias sobre los terribles crímenes nazis que presenció durante la Segunda Guerra Mundial en su ciudad natal, Slonim, en el oeste de la actual Bielorrusia. Años más tarde, John se enteró de que su padrastro en realidad fue una de las personas que llevaban a cabo las ejecuciones. Esta semana la emisora BBC dedicó un programa a esta historia, que ha sido investigada durante varios años por el corresponsal Nick Southall.

 

Chrzanowski contaba a su esposa británica y a sus hijastros que llegó al Reino Unido junto con otros soldados polacos en 1946 después de que fuera tomado como prisionero de guerra por los alemanes y luego se uniera a las fuerzas del Ejército polaco que luchaban contra los nazis junto con los Aliados.

Sin embargo, en un momento dado, John, que vive en la ciudad de Holmfirth, empezó a sospechar de su padrastro e inició una investigación de su historia real. En la década de 1990, Kingston incluso viajó a Slonim, donde conoció a personas que aseguraban haber visto a Chrzanowski, un auxiliar que trabajaba con las tropas nazis invasoras, disparando a prisioneros y ejecutando a decenas de personas.

Kingston concluyó también que su padrastro no se escapó de los nazis, tal y como lo había afirmado, sino que al parecer, él, junto con las tropas alemanas, abandonó Slonim en 1944 y fue enviado al este de Francia para luchar en las filas de las tropas de las SS. Cuando los alemanes se rindieron, fue capturado y solo entonces anunció la transición al lado polaco.

Pese a las pruebas recopiladas por Kingston, la Policía británica no presentó cargos contra Chrzanowski por falta de evidencias, aunque sí lo interrogó en varias ocasiones, en las que él siempre negó que fuera un criminal de guerra. No obstante, en Alemania se abrió una investigación en su contra por el presunto asesinato de civiles en su ciudad natal.

Muchos datos del caso fueron recibidos gracias al corresponsal de la BBC Nick Southall, quien con la ayuda de otros investigadores logró obtener documentos con los nombres y fechas de nacimiento de algunas personas que fueron policías colaboradores de los nazis durante la guerra, una lista que incluía el padrastro de Kingston.

Chrzanowski fue el primer ciudadano británico cuyos supuestos crímenes durante la Segunda Guerra Mundial fueron investigados en Alemania, aunque murió en octubre de 2017, antes de que empezaran las investigaciones, por lo que él nunca lo supo. Seis meses después, también falleció Kingston, dejando a Southall todas las pruebas que reunió contra Chrzanowski.

“Creo que es bueno que Alemania realmente haga algo para tratar de corregir el pasado. Mi padrastro es solo una persona, y había miles como él, por lo que es más importante que sea un ejemplo o un caso en particular”, dijo Kingston poco antes de morir.

spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias