¡Uno para todos y todos para uno! Lema comunista coreano de ayer y de hoy

Publicado:

Noticias populares

En las calles y lugares de trabajo de la República Popular Democrática de Corea se puede leer la frase “¡Uno para todos y todos para uno!”

 

Esta consigna fue lanzada por el Presidente Kim Il Sung a finales de la década 1950 cuando se realizó exitosamente la transformación socialista de las viejas relaciones de producción y se estableció el régimen socialista en la RPDC.

En febrero de 48 de la era Juche (1959), Kim Il Sung visitó la entonces Acería de Kangson, ocasión en que dio iniciativa del Movimiento de Brigadas Chollima y dijo a los obreros que bajo la consigna “¡Uno para todos y todos para uno!” se ayudaran y guiaran unos a otros para convertir sus equipos de trabajo en colectivos donde sus integrantes llevaran una vida revolucionaria trabajando y estudiando y se empeñaran en educar y transformar a los elementos rezagados y pasivos.

Instigado por ese lema, un grupo de excavadores de la mina de Ryongyang cambió ocho veces del lugar de extracción concediendo el suyo con condiciones favorables a otros grupos, y sobrecumplió su plan económico. Kil Hwak Sil, jefa de equipo de trabajo en la entonces Hilandería de Pyongyang, se ofreció a encargarse de varios equipos rezagados, logrando que estos ganaran el título de Brigada Chollima, y recibió tres insignias Chollima. Todos ellos no desean su placer y fama sino que piensan siempre en los intereses del colectivo y se imbuyeron del patriotismo y la moral comunista.

Aunque transcurriera más de medio siglo, la gente guarda un profundo recuerdo del noble amor al ser humano y bellos rasgos que se demostraron en aquel tiempo, y continúa hasta la fecha la historia creada por los comunistas de ayer.

El Héroe del Trabajo Chang Jae Ryong, director de la Mina de Granito de Osoksan, expresó: “Es bueno que se normalice la producción en nuestra empresa, pero lo mejor es que reinan el sincero afecto y virtudes entre funcionarios y trabajadores, equipos de trabajo y talleres y habitantes de la aldea minera. La armonía y la unidad propician el aumento de la producción y la innovación.”

Avanzar con la fuerza colectiva uniendo ideas y voluntades, ayudándose y guiándose unos a otros es la realidad de Corea.

Todos los ciudadanos, con la fidelidad al Partido y la revolución, el compañerismo y la abnegación en el trabajo, promueven innovaciones colectivas y solidarias concediendo prioridad a los intereses del Estado.

Naenara

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: