Irán y Cuba fabricarán juntos vacuna contra la Covid-19

Publicado:

Cuba e Irán tienen experiencia en la colaboración científica, ante el cerco económico impuesto por el Gobierno de EE.UU.

Noticias populares

El Instituto Finlay de Vacunas de Cuba y el Instituto Pasteur iraní serán los encargados de desarrollar y producir la vacuna conjunta de ambos países. | Foto: @FinlayInstituto

Irán y Cuba comenzarán a producir una vacuna conjunta contra la Covid-19, a través de dos de sus más prestigiosas instituciones farmacéuticas, según indicaron medios locales iraníes.

El Instituto Finlay de Vacunas (IFV) de Cuba y el Instituto Pasteur de Irán serán los centros farmacéuticos que como parte de un acuerdo de colaboración elaborarán un antígeno contra el coronavirus causante de la enfermedad que mantiene en crisis sanitaria a la humanidad.

De acuerdo con el director del IFV, Vicente Vérez Bencomo, su instituto tiene larga experiencia con en el desarrollo de vacunas conjugadas para niños, tecnología a partir de la cual se decidió la que se usaría en el diseño de fármacos cubanos contra el SARS-CoV-2.

En 2020, los investigadores de ambos países comenzaron a desarrollar una inmunización antiCovid-19 que ahora atraviesa por su tercera fase de ensayos clínicos.

Bencomo explicó a medios iraníes que la coproducción Cuba-Irán, Soberana 02 o PastuCovac, cumple con las expectativas de prevención de infecciones, producción de anticuerpos y es eficaz contra mutaciones del virus.

“Se necesitan 15 años para desarrollar una vacuna desde cero hasta la etapa de industrialización, pero hicimos todos los pasos en 12 meses y la evidencia muestra que funciona muy bien”, apuntó. Además, según anticipó el investigador, la vacuna conjunta entrará en su fase de producción industrial la semana próxima.

Sobre la cooperación entra ambas naciones, el científico cubano resaltó la experiencia conjunta de producción de la vacuna antineumocócica, en su momento la más vendida y cara de la historia, a la cual iraníes y cubanos carecían de acceso por las medidas coercitivas e ilegales impuestas por Estados Unidos.

Los científicos de la mayor de las Antillas pudieron diseñar y fabricar su propia vacuna y transfirieron su tecnología a sus pares de la República islámica.

Ante la política de EE.UU. de bloqueo contra ambos países, que impidió la adquisición de equipos y medicamentos, la propia relación basada en la colaboración e intercambio científico permitió que los investigadores acudieran a su potencial biotecnológico y del conocimiento para evadir el cerco.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: