Argentina defiende reclamo permanente sobre las Islas Malvinas

Publicado:

Noticias populares

A 189 años de la usurpación de las Islas Malvinas por parte del Reino Unido, el Gobierno y pueblo argentinos siguen reclamando sus derechos legítimos y soberanos sobre el archipiélago.

Desde su proceso de emancipación del entonces imperio español, Argentina ha ejercido su soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes a través de la designación de autoridades, la toma de posesión de las Islas Malvinas en nombre de las Provincias Unidas del Río de la Plata y el primer izamiento de la bandera argentina en ese suelo.

Es así como desde la ocupación ilegal de las islas por las fuerzas británicas en 1833, los gobernantes de Argentina han sentado su reclamo sobre el territorio insular.

Desde que asumió, Alberto Fernández como presidente de Argentina en diciembre de 2019 ha mantenido el histórico reclamo sobre las islas Malvinas y ha llamado a reanudar el proceso negociador con el Reino Unido, que se vio interrumpido por su predecesor Mauricio Macri.

El pasado 10 de junio, Fernández aseguró que “la necesidad de reivindicar cada día los derechos” sobre Malvinas se mantiene “incólume” y “debe ser una regla” de la política exterior de su país.

“Es un reclamo legítimo que Argentina hace, sostiene y persiste, que es el reclamo de que nos devuelvan la tierra que nos usurparon”, dijo Fernández durante el acto central por el Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las islas Malvinas.

Fernández sostuvo que la cuestión de las Malvinas causa “dolor enorme” en los argentinos por ser el archipiélago una parte del territorio del país que les fue “usurpada ya hace muchos años”.

En torno al lugar que ocupa Malvinas en la agenda política, el presidente sostuvo que debe ser un reclamo permanente en la vida cotidiana de los argentinos porque una parte del territorio argentino quedó a un costado, usurpado por alguien que no tiene derecho sobre ese territorio.

En este sentido el entonces canciller argentino, Felipe Solá, pidió el pasado 22 de junio al secretario general de la ONU, António Guterres, que interceda ante el Reino Unido para que ese país reanude las conversaciones sobre la soberanía de las islas Malvinas.

El mandatario argentino ha reiterado la necesidad del diálogo para llegar a una solución pacífica sobre las islas, amparado en la resolución de la ONU de 1965 en la que solicitó a Argentina y el Reino Unido iniciar una mesa de negociación para buscar “una solución a un problema que es mundialmente reconocido que es la usurpación indebida de las islas Malvinas por parte del Reino Unido”.

A juicio de Alberto Fernández, el Reino Unido se instaló en las Malvinas “por razones económicas” y también militares, “para tener un mejor dominio del Atlántico Sur”.

El 3 de enero de 1833, las islas Malvinas, fueron ilegalmente ocupadas por fuerzas británicas que desalojaron a la población y a las autoridades argentinas allí establecidas legítimamente.

Tras años de reclamo, Argentina y el Reino Unido se enfrentaron por la soberanía de Malvinas en una guerra que se inició el 2 de abril de 1982, con el desembarco de tropas argentinas en el archipiélago, y concluyó en junio de ese año con su rendición ante las fuerzas británicas. En el conflicto bélico murieron 255 británicos, tres isleños y 649 argentinos.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Las técnicas novedosas de manipulación de masas: la ‘teoría del empujón’

Las unidades de cambio de comportamiento del gobierno británico las formaron especialistas en diversos campos académicos, fundamentalmente sicólogos, que pusieron en práctica la teoría del empujón (“nudge”), una doctrina en boga desde que la promocionara Cass Sunstein, cuya foto aparece en la portada. Dicha teoría ha pasado de ser una propuesta académica a una técnica de dominación política, es decir, forma parte de los órganos de gobierno y ha llegado para quedarse, más allá de la pandemia.

Le puede interesar: