Hace falta una guerra para caerse del guindo

Publicado:

Noticias populares

A principios de este mes el periódico alemán Berliner Zeitung publicaba un interesante artículo sobre el estado de ánimo en torno a la Guerra de Ucrania (*), que ha cambiado radicalmente en muy poco tiempo. Naturalmente, el cambio no se debe a ninguna información nueva que haya modificado la opinión de los reporteros, sino a la práctica, que en una guerra no es más que la victoria o la derrota.

El periódico deja claro que en Alemania el tono es tan tétrico como en la misma Ucrania. Todo va mal. Nada confirma las previsiones iniciales de las potencias occidentales. Ucrania ha sufrido una derrota decisiva. No es capaz de recuperar los territorios perdidos por la fuerza. La contraofensiva del verano pasado ha fracasado. Las camarillas de Kiev están divididas y enfrentadas. El apoyo a Zelensky, que ronda el 20 por ciento en los sondeos, no tiene nada que ver con la euforia triunfal de hace dos años. No hay armas ni municiones…

Los ucranianos empiezan a darse cuenta de que la OTAN los empujó a la guerra y ahora los ha abandonado. No quieren alistarse. No quieren ser utilizados como carne de cañón. Alrededor de 4,5 millones de ucranianos se han negado a incorporarse a filas. Una gran parte de ellos han huído de su país y, si pudieran elegir, no volverían nunca.

Ya no miran a occidente como antes. Europa occidental no es la panacea. Más bien al contrario. Se sienten utilizados. Llegaron a un acuerdo de paz con Rusia en la primavera de 2022. Redactaron un comunicado anunciando el fn de la que iba a ser considerada como una “guerra relámpago”, abrieron las botellas de champán… pero la OTAN no dio el visto bueno.

La Guerra de Ucrania ha sido provocada y mantenida por la OTAN, que no aceptó la declaración de neutralidad por parte del gobierno de Kiev. Con todos los papeles firmados, el 24 de marzo Biden hizo un enorme esfuerzo para ir a Bruselas a asistir a la cumbre extraordinaria de la OTAN y dar marcha atrás a la paz alcanzada.

La OTAN no estaba dispuesta a apoyar el acuerdo de paz hasta que Rusia retirara todas sus tropas de los territorios ucranianos ocupados. En otras palabras, primero exigió la derrota y luego se podía firmar lo que fuera.

Por su parte, Boris Johnson hizo algo parecido: viajó por sorpresa a Kiev para decirle a Zelensky que, si firmaba la paz, Ucrania perdería el apoyo de occidente. La conclusión es bastante evidente: los países occidentales sólo apoyan la guerra.

El periódico alemán ha tardado un poco, pero finalmente ha llegado a la conclusión obvia que la OTAN y las potencias occidentales tienen, si no toda, al menos una gran responsabilidad por la continuación de la guerra durante dos años, los cientos de miles de víctimas y la destrucción causada.

El objetivo de la OTAN también era y es obvio: poner a Rusia de rodillas, eliminarla como interlocutor. El mundo no necesita hablar con Rusia para tomar ninguna decisión.

Pero no sólo las potencias occidentales han fracasado en el terreno militar. También han fracasado las sanciones económicas y el bloqueo.

(*) https://www.berliner-zeitung.de/news/ukraine-selenskyj-entlaesst-oberbefehlshaber-walerij-saluschnyj-li.2185269

Fuente: mpr21.info

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

La nieve no ha desaparecido del Monte Kilimanjaro

El Monte Kilimanjaro es emblemático. Es el más alto de África y el más alto del mundo fuera del Himalaya. Su cumbre nevada dio título a un relato de Ernest Hemingway y una película clásica de Hollywood, “Las nieves del Kilimanjaro”, con Gregory Peck y Ava Gardner en los papeles estelares (1)...

Le puede interesar: