«Muchos no creen que puedan existir relaciones de igualdad de derechos entre un nación grande y una nación pequeña. Pero nosotros, los ciudadanos soviéticos, consideramos que semejantes relaciones pueden y deben existir. Los ciudadanos soviéticos consideran que toda nación grande o pequeña –lo mismo da– tiene sus particularidades cualitativas, su carácter específico, que le pertenecen sólo a ella y que no tienen otras naciones. Esas particularidades representan la aportación de cada nación al tesoro común de la cultura mundial, completándola y enriqueciéndola. En ese sentido, todas las naciones –tanto las grandes como las pequeñas– se encuentran en situación igual y cada nación es equivalente a cualquier otra nación». (Iósif Vissariónovich Dzhugashvili, Stalin; Discurso pronunciado en la cena en honor de la Delegación del Gobierno de Finlandia, 7 de abril de 1948)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.