Compartir

El CGRI de Irán advierte de que la presencia de los países extraregionales en el Golfo Pérsico y sus actos provocadores podrían tener consecuencias irreparables.

“Presencia de buques estadounidenses y británicos en el Golfo Pérsico y el estrecho de Ormuz causa temor y amenaza la seguridad de esa zona estratégica, la cual abastece gran parte de la energía del mundo”, ha denunciado este miércoles un alto rango del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (CGRI), Mehdi Hashemi.

De igual modo, ha denunciado que los actos no profesionales de dichas potencias alientan la “inseguridad y tensiones” en la zona, por lo cual “podrían tener consecuencias irreparables”.

Así, el alto comandante iraní ha descartado las alegaciones de un oficial de la Marina estadounidense de que los barcos del CGRI obligaran al buque norteamericano de seguimiento USNS Invincible a cambiar de rumbo en el estrecho de Ormuz, e indica que fueron los barcos de países extraregionales, los que se acercaron a buques de Irán.

El barco estadounidense escoltado por buques británicos salieron el 4 de marzo de 2017 a la vía marítima internacional y cambiaron el rumbo dirigiéndose hacia los buques del CGRI e, incluso, llegaron a una distancia de menos de 550 metros de la embarcación iraní, explica el responsable persa.

Además, ha recalcado que las mencionadas acusaciones revelaron los ‘objetivos ilegales y provocadores’ de Washington y Londres y mostraron que ellos buscan crear tensiones y crisis en la crítica región del Golfo Pérsico. “Parece que ellos desean desestabilizar la zona por lo cual crean informes falsos”, agrega.

Para el almirante Hashemi, la salida de los barcos de Estados Unidos y el Reino Unido, países que durante muchos años han creado la inseguridad por su presencia ilegal, es la única vía de tranquilidad de esa región estratégica.

El pasado día 31 de enero, el Reino Unido lideró unos ejercicios militares bautizados como “Unified Trident”, en los que también tomaron parte EE.UU., Francia y Australia. Las maniobras celebradas cerca de la costa bareiní en el Golfo Pérsico ‘simularon una guerra con Irán’ a sus puertas.

Irán ha aseverado en reiteradas ocasiones que la presencia de fuerzas estadounidenses en el Golfo Pérsico no tiene justificación en el derecho internacional y es contraria a la voluntad de las naciones de la región.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here