Compartir

El documento, publicado el jueves, dice que “los hechos concretos muestran que la situación en materia de derechos humanos empeoró en algunos aspectos clave en EEUU”.

Hace constar que en EEUU son frecuentes los crímenes con uso de armas de fuego, que causaron numerosas víctimas, y que el porcentaje de presos sigue siendo elevado.

“Se produjeron 58.100 casos de uso de armas, incluidos 385 contra concentraciones masivas de gente, con un saldo de 15.000 muertos y 30.600 heridos”, se concreta.

Según los autores de este informe, las capas medias y de bajos ingresos de la población estadounidense viven en un ambiente de inseguridad, siguió creciendo la brecha social, y no mejoró la protección de los derechos de los niños, las mujeres y la gente de edad avanzada.

“EEUU acusó en numerosas ocasiones a otros países de estar violando los derechos humanos y al mismo tiempo estuvo dando muerte premeditadamente a personas inocentes: del 8 de agosto de 2014 al 18 de diciembre de 2016 efectuó 7.200 ataques aéreos en Irak y 5.800 en Siria, causando de 4.600 a 6.100 víctimas mortales entre la población civil”, se señala.

También se afirma que más de 800 civiles murieron desde 2009 en Pakistán, Yemen y Somalia por el uso de drones estadounidenses.

Anteriormente, el Departamento de Estado de EEUU publicó su informe sobre el estado de los derechos humanos en el mundo, que contiene datos sobre unos 200 países y critica a aquellos que Washington cree necesario criticar, incluida China.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here