Compartir

Rusia, el polémico momento gay de ‘La bella y la bestia’ y la propaganda homosexual.

El papel de un personaje gay en la película ‘La bella y la bestia’ ha generado polémica en todo el mundo. La nueva versión no animada de este clásico infantil es el primer largometraje de Disney en el que aparece un personaje del colectivo LGBT.

La escena en cuestión está protagonizada por LeFou (Josh Gad) y el tímido compinche del arrogante villano Gastón (Luke Evans). Sin revelar demasiados detalles sobre la secuencia, podríamos decir que LeFou pasa gran parte de su tiempo al servicio de Gastón y, hacia el final del filme, hay un momento —tan solo unos segundos— en el que se aborda el tema del amor entre personas del mismo sexo de una forma abierta.

A pesar de que la escena ha generado debate en todo el mundo, los titulares de los principales medios de comunicación occidentales volvieron a tergiversar sus informaciones en lo referente a Rusia.

En esta ocasión, varios medios —entre ellos El País, CNN e Infobae— publicaron artículos sobre la supuesta intención de las autoridades rusas de prohibir la película de Disney por incluir a un personaje homosexual.

El Ministerio de Cultura de Rusia aseguró no haber detectado ningún tipo de contenido que pueda catalogarse como propaganda homosexual en la película ‘La bella y la bestia’ después de haber sido visionada por funcionarios de la institución.

Lo cierto fue que uno de los 450 diputados de la Duma Estatal —la Cámara Baja del Parlamento de Rusia—, llamado Vitaly Milónov, envió una carta al ministro de Cultura del país, Vladímir Medinski, en la que pedía que se investigara el filme por una posible infracción de la Ley contra la propaganda homosexual ante menores, erróneamente definida en varios medios ‘mainstream’ como una ley anti-gay.

El titular del ministerio señaló que los expertos del Instituto destacan por “tratar con un enfoque muy conservador los asuntos culturales”. “En el informe oficial se recomienda aumentar el límite de edad y lo hicimos”, explicó el ministro, que agregó que se elevó la edad mínima para ver el filme a los 16 años.

A su vez, en EEUU, la película sí que fue rechazada en algunas salas. El dueño de un cine de Alabama, por ejemplo, se negó a proyectar ‘La bella y la bestia’ porque en ella aparecía un personaje homosexual, informó el portal TMZ.

Según el propietario del cine Henagar Drive-In, la decisión de Walt Disney Pictures de incluir a un personaje homosexual en una película basada en un relato infantil “fue la gota que colmó su paciencia”, y afirmó que no iba a “comprometer lo que se enseña en la Biblia”. El empresario añadió que una película de este tipo no es adecuada para ser mostrada en el cine, “si no podemos llevar a nuestra nieta de 11 años y a un nieto de 8 años” a la sala.

Sputnik

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here