Compartir

El presidente de Siria, Bashar al-Asad, acusa al Occidente de ayudar a que más sirios tengan que abandonar su país y convertirse en refugiados.

En declaraciones ofrecidas este lunes a medios de comunicación occidentales, el presidente sirio ha considerado las sanciones del Occidente contra Siria un complementario de la destrucción y el asesinato perpetrados por los terroristas que ha impulsado a las personas a abandonar su patria y dirigirse a otros lugares, como Europa.

En este sentido, ha vuelto a señalar que “mientras haya terroristas en Siria, en cualquier lugar de Siria, cada uno de los ciudadanos sirios estará, sin duda, en peligro. La pregunta aquí es: ¿quién apoya a esos terroristas? Esta pregunta me gustaría dirigirla a los funcionarios europeos que tomaron el camino equivocado desde el comienzo de la crisis en Siria”, ha remarcado el mandatario.

“Mientras haya terroristas en Siria, en cualquier lugar de Siria, cada uno de los ciudadanos sirios estará, sin duda, en peligro. La pregunta aquí es: ¿quién apoya a esos terroristas? Esta pregunta me gustaría dirigirla a los funcionarios europeos que tomaron el camino equivocado desde el comienzo de la crisis en Siria”, ha remarcado el presidente de Siria, Bashar al-Asad.

El dignatario sirio también se ha referido al papel de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el conflicto sirio y ha reprochado que varios países miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), como Francia, el Reino Unido y EE.UU., tratan de utilizar al organismo en su propio beneficio para derrocar a los gobiernos que no cumplan con sus agendas.

Según los últimos datos ofrecidos por el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), más de 465.000 personas han muerto y desaparecido desde que comenzó en 2011 la crisis en el país árabe, debido a la presencia de grupos armados apoyados desde el exterior cuyo objetivo es derrocar al Gobierno de Damasco.

Desde entonces muchos de los sirios se han visto obligados a huir de sus hogares dando lugar a la avalancha de refugiados a Europa, continente que se ha visto afectado por el terrorismo, fruto de sus propia política hacia países de Oriente Medio, en este caso Siria.

En febrero, el presidente sirio advirtió de que los terroristas se encuentran “definitivamente” entre los sirios que han huido del país por el conflicto. Asimismo resaltó que su “prioridad” es restaurar la estabilidad del país para el retorno de los sirios desplazados y “no ayudarles a emigrar”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here