Compartir

MOSCÚ (Sputnik) — Las medidas restrictivas impuestas por Rusia y la Unión Europea perjudican a Europa, dividiéndola en un momento más inoportuno, declaró el presidente búlgaro, Rumen Radev.

“Las sanciones conllevan mucho daño, ya que dividen a Europa en un momento en el que necesita la unidad”, dijo a la televisión BTV.

En cuanto a la postura de Bulgaria sobre las sanciones antirrrusas, Radev señaló que debe formularse en conjunto por el presidente, el Gobierno y el Parlamento, “que de momento no hay en Bulgaria”.

El Consejo de la Unión Europea prorrogó el lunes por seis meses la vigencia de las medidas restrictivas contra algunos ciudadanos y entidades jurídicas de Rusia y Ucrania, hasta el 15 de septiembre de 2017.

Desde marzo de 2014, la UE, EEUU y algunos de sus aliados pusieron en marcha sanciones individuales y sectoriales contra Rusia por su actuación en la crisis de Ucrania y lo que llaman “anexión ilegal” de Crimea.

Además de la prohibición de entrada y la congelación de activos para decenas de cargos públicos y empresarios, Occidente prohíbe exportar a Rusia armas, productos de doble uso y tecnologías para la producción de hidrocarburos y no permite a los bancos rusos financiarse a largo plazo.

Rusia sostiene que no es parte del conflicto en Ucrania y que las sanciones son contraproducentes pero mantiene en respuesta, desde agosto de 2014, el embargo a algunas importaciones agroalimentarias de EEUU, la UE, Australia, Canadá y Noruega.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here