Inicio Artículos Ernesto Che Guevara: su tránsito hacia la historia americana

Ernesto Che Guevara: su tránsito hacia la historia americana

Un preciso «Atlas histórico, biográfico, militar» sobre Ernesto Guevara de los autores Reinaldo Espinosa Goitizolo y Guillermo Grau Guardarrama

86
0

Autor: Mireya Castañeda
internet@granma.cu

La figura de Ernesto Che Guevara despierta grandes pasiones y se ha convertido en un símbolo de relevancia universal. Uno de sus retratos, debido al lente de Alberto Korda, es una de las imágenes más reproducidas del mundo.

Este año la fecha luctuosa del 8 de octubre se hace más punzante, son 50 años de su asesinato en La Higuera, Bolivia. La búsqueda de información, no obstante las decenas de libros escritos, lleva ineludiblemente al «Atlas histórico, biográfico y militar» sobre Ernesto Guevara de los autores Reinaldo Espinosa Goitizolo y Guillermo Grau Guardarrama, publicado en La Habana por la Editorial Pueblo y Educación, junto al Instituto Cubano de Geodesia y Cartografía en 1990.

Es prácticamente una enciclopedia histórica, un primer tomo, en el cual se puede encontrar una síntesis de su vida y obra desde su nacimiento en Argentina el 14 de junio de 1928 hasta 1956. Los autores han reconstruido su vida, sin necesidad de acumular elogios, y han rescatado cada episodio, cada tramo recorrido.

Es una cronología histórica y representación geográfica y como cada atlas conocido incluye paginas de información sobre la simbología convencional que utiliza, las escalas y abreviaturas empleadas en mapas y planos de ciudades.

Tienen el cuidado los autores de presentar breves reseñas del mundo y en especial la Argentina en ese año 1928, sus gobernantes, economía y población, y datos curiosos, como los exponentes de la revolución técnica entre 1900 -1928, por ejemplo el tractor de oruga, la adrenalina, la insulina, la penicilina y los tanques de guerra. Un acápite titulado «Ámbito histórico» y se extiende de la pagina 13 a la 19.

El segundo tiempo abre en la pagina 20 con el rótulo «Ernesto, los primeros años», con mapas del extenso itinerario de la familia Guevara- De la Serna (al menos 12 domicilios), el acta de nacimiento de Ernesto, el primogénito, fotos familiares y el plano de la ciudad de Rosario, donde se marca la casa natal en la calle EntreRios No. 428 y el sitio donde está encalvado el Hospital Central Municipal en el que naciera el 14 de junio de 1928.

Los autores son minuciosos, algo que agradece el lector, y señalan en uno de los recuadros nada menos que la ciudad de San Isidro, donde en 1930 padece el primer ataque de asma, una enfermedad que persistirá toda su vida, razón por la cual la familia comienza ese largo peregrinaje en busca de un clima propicio.

Pasa a las páginas 26-29 con la infancia, adolescencia y juventud en Rosario, Córdoba, Altagracia y Buenos Aires.

Antes de seguir al joven Ernesto, hay un paréntesis (páginas 30-35) para la Segunda Guerra Mundial, datos de la post guerra hasta 1956, en especial el significado para América Latina, con recuadros sobre condiciones de salud, nivel educacional por países y la entrada de capitales extranjeros.

Comienza en 1951 el primer recorrido (páginas 35-46) de Ernesto Guevara por la Argentina en una bicicleta con motor marca “Cucchiolo”, visitando a su amigo Alberto Granado en Córdoba y continuando hacia el noroeste para conocer las provincias más pobres y atrasadas, Santiago del Estero, Tucumán, Salta, Jujuy, Catamarca, La Rioja, y volver por San Juan, Mendoza, San Luis y hacia el sur hasta Nahuel Huapí. En total recorrió 4.500 kilómetros.

Luego con Granado (páginas 46-73) el viaje por Chile, Perú (Cuzco, Macchu Pichu y Lima, donde un plano de la ciudad nos regala la siguiente joya: Ernesto se desvía para ir hasta la Biblioteca Nacional donde se exhibe una muestra de artes plásticas, «De Miguel Angel a Picasso»), Bogotá y Caracas.

En Venezuela termina ese primer recorrido por América del Sur, es el 26 de julio de 1952. Ernesto regresa por avión vía Miami a Buenos Aires, donde un año mas tarde, el 12 de junio se gradúa en la Facultad de Ciencias médicas, y el siete de julio…comienza el segundo viaje por América, en esta ocasión parte con su amigo de la infancia Carlos “Calica” Ferrer, el objetivo era ir a Caracas donde los esperaba Alberto Granado.

Los autores señalan la nueva etapa (pagina 74-89): «Ernesto al encuentro de Che». Revisita Bolivia, Perú, Ecuador y llega a Panamá y Costa Rica, donde hace los primeros contactos con revolucionarios cubanos, quienes habían sido asaltantes al Cuartel Moncada en Santiago de Cuba el 26 de julio de 1953, entre ellos Calixto García, y en Guatemala con Antonio Ñico López.

Tras el golpe contra Jacobo Arbenz se traslada a México, adonde llega el 21 de septiembre de 1954. En Ciudad de México los hechos se precipitan. Se casa con la peruana Hilda Gadea, nace su primera hija, Hilda Beatriz y conoce al líder del movimiento 26 de julio, Fidel Castro en casa de la cubana María Antonia González, en Emparán 49.

El Atlas precisa en sus planos la cárcel donde estuvieron internados Guevara, Fidel y otros revolucionarios cubanos, los sitios de entrenamiento en guerra de guerrillas y luego la trayectoria seguida por el yate Granma, desde su salida del puerto de Tuxpan hasta Cuba.

Al finalizar, los autores añaden el capitulo «Ernesto Che Guevara/aspectos personales», con una síntesis iconográfica (1930-1956); el árbol genealógico de la familia Guevara-De la Serna hasta 1956 y unas extensas notas y referencia, índice de nombres históricos-geográficos (paginas 94-143) y un testimonio fotográfico (páginas 143-147).

El «Atlas histórico, biográfico y militar Ernesto Guevara» incluye, no podía haber sido de otra forma, el poema «Canto a Fidel», escrito por el Che en 1956 al partir hacia Cuba del cual citamos solo los versos iniciales y finales:

«Vámonos
ardiente profeta de la aurora
por recónditos senderos inalámbricos
a liberar el verde caimán que tanto amas».
—-

«Y si en nuestro camino se interpone el hierro,
pedimos un sudario de cubanas lágrimas
para que se cubran los guerrilleros huesos
en el tránsito de la historia americana. Nada más».

Visionario Guevara de la Serna. Esa otra
etapa tendrá su propio espacio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.