Compartir

MONTEVIDEO (Sputnik) — Las representaciones permanentes de Venezuela, Nicaragua y Bolivia ante la OEA reclamaron este martes que se suspendiera la sesión extraordinaria convocada para discutir la situación venezolana.

“Asuman las responsabilidades de destruir a la organización, al violar el artículo 1 de la Carta que prohíbe injerencias en un Estado miembro”, dijo el embajador venezolano.

La postura de Venezuela fue respaldada por Nicaragua, que reclamó la suspensión inmediata de la sesión por ser “ilícita, ilegal e inexistente” y también por Bolivia, que pidió una consulta legal sobre el derecho de un Estado a pedir que se suspenda una reunión con la que no consiente.

El presidente del Consejo, el embajador de Belize, Patrick Andrews, realizó la consulta a la Secretaría de Asuntos Jurídicos, que determinó la legalidad del procedimiento.

A su vez, la delegación de Canadá pidió que la propuesta de Nicaragua de suspender la sesión se sometiera a votación, invocando el artículo 53 de la Carta.

Sin embargo, Nicaragua aclaró que no estaba proponiendo una votación que, sabía, resultaría contraria a la suspensión.

Luego de una discusión sobre la legalidad o no de proceder al debate, las delegaciones pasaron a votar el orden del día, que recibió 20 votos a favor, 11 en contra y dos abstenciones, mientras un país, Granada, estuvo ausente.

Antes de que comenzara el tratamiento del tema de fondo, la situación venezolana, el embajador Moncada aseveró que “se ha consumado una violación flagrante de los principios de esta organización”.

Por tanto, añadió, “protestamos enérgicamente todo lo que siga en esta sesión, que consideramos un acto hostil hacia el pueblo de Venezuela”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here