Compartir

CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El motivo del asesinato de la corresponsal del diario mexicano La Jornada, Miroslava Breach, fue su investigación periodística sobre “narcopolítica” en Chihuahua, dijo el gobernador de ese estado norteño, Javier Corral.

La principal línea de investigación es “su propio trabajo, Miroslava denunció y documentó el vínculo de la política estatal con el narcotráfico, sobre todo en las candidaturas que se presentaron en la Sierra de Chihuahua”, dijo a Radio Fórmula el gobernador que asumió el mandato de seis años en octubre.

La periodista asesinada a tiros en su casa constató que la Sierra de Chihuahua “es uno de los centros de operación del narcotráfico y (reportó) sobre uno de los principales capos en el estado”, dijo Corral, del Partido Acción Nacional (PAN, centroderecha).

Breach recibió amenazas por ese trabajo y “no quiso denunciarlas, ni siquiera compartirlas con gente cercana a ella”, dijo Corral, quien fue amigo de la corresponsal cuando se desempeñaba como periodista antes de su carrera política.

“Ahora sabemos, por la colaboración de la familia con nosotros, que Miroslava siguió siendo molestada y que, efectivamente, se le hicieron llegar amenazas”, dijo el gobernador Corral.

La marcha de las investigaciones

El gobernador sostuvo que en este punto de las investigaciones no es conveniente hacer públicos los hallazgos “que nos permiten identificar a alguno de los responsables materiales e intelectuales”.

“Fueron indagatorias de ella y de otros de sus compañeros y compañeras las que terminaron derrumbando algunas candidaturas del PRI (el gobernante Partido Revolucionario Institucional) en algunos municipios” de Chihuahua en las elecciones del año pasado, dijo Corral, opositor del partido del presidente Enrique Peña Nieto.

Corral denunció que “el gobierno federal (de Peña Nieto, del PRI) es el gran ausente en el combate a la inseguridad en Chihuahua”.

La declaración se basa en que más de 75% de los 930 homicidios cometidos desde octubre de 2016 a la fecha son del orden federal, pues corresponden al crimen organizado y al tráfico de armas y drogas, según Corral.

El asesino que descargó ocho tiros contra la periodista cuando salía de su casa en auto y acompañada de su hijo adolescente, dejó un cartel con un mensaje: “Por lenguona. Sigue tu gobernador”, firmado por “El 80”, alias de un jefe del narcotráfico en ese estado fronterizo con EEUU.

El fiscal general de Chihuahua, Augusto Peniche, dijo a Radio Fórmula que, gracias a videos de cámaras en el domicilio de la víctima, “ayer (lunes) tuvimos avances muy significativos, pero la naturaleza de las diligencias no nos permiten dar detalles, pero avanzamos de manera muy relevante”.

El asesino llegó en un vehículo ya identificado, conducido por otra persona “y no descartamos una tercera o más personas que pudieran estar atrás de todo esto, un autor intelectual o varios”, puntualizó el fiscal.

La periodista fundadora de La Jornada, Blanche Petrich, dijo a Sputnik que “cuando decenas de municipios de la sierra (de Chihuahua) cayeron en manos del narcotráfico, Miroslava publicó que, en las últimas elecciones, unos 20 municipios quedaron en manos de alcaldes impuestos por la organización criminal que controla la zona, autodenominada La Línea”.

“Incluso los directores de Seguridad Pública de esos municipios eran agentes del narcotráfico”, recordó Petrich, ganadora del Permio Nacional de Periodismo entre otros galardones.

El balance de las agresiones al gremio periodístico de México suma al menos 120 asesinatos y ocho desapariciones desde el año 2000, según la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here