Compartir

EE.UU. quiere comenzar a realizar despliegues de tropas sin previo aviso en Irak y Siria con el fin de sorprender al Estado Islámico (EI), según anunció Eric Pahon, portavoz del Pentágono.

“Con el fin de mantener la sorpresa táctica, asegurar la seguridad operativa y la protección de las fuerzas, la coalición no anunciará o confirmará rutinariamente la información acerca de las capacidades, el número de elementos fuerzas, localizaciones o el movimiento de fuerzas dentro o fuera de Irak y Siria”, declaró Pahon a ‘Los Angeles Times’ esta semana.

“Es verdaderamente sorprendente que la actual administración despliegue furtivamente tropas sin debate público alguno o descripción de su estrategia”.
— Ned Price, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional bajo el expresidente de EE.UU., Barack Obama

Por otra parte, un representante de la Operación Inherent Resolve (OIR) confirmó a Sputnik que los anuncios “de rutina” de despliegue de tropas se detendrán bajo el mando de Donald Trump, ya que las fuerzas estadounidenses pretenden que los yihadistas del EI sean “los primeros en darse cuenta” acerca de las características de sus oponentes en el campo de batalla. Sin embargo, hay quienes se oponen a tal decisión desde el bando estadounidense.

“La posición de la Administración Obama consistía en que el pueblo estadounidense tenía derecho a saber si los militares estaban en peligro”, recordó Ned Price, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional bajo el expresidente Barack Obama, ante el diario ‘Los Angeles Times’. “Es verdaderamente sorprendente que la actual Administración despliegue furtivamente tropas sin debate público alguno o descripción de su estrategia”, comentó Price.

La última información anticipada, a pesar de no haber sido oficial, fue provista por funcionarios del Departamento de Defensa estadounidense a inicios de semana; en ella se anunciaba el despliegue de entre 200 y 300 soldados en la ciudad iraquí de Mosul con el objetivo de “asesorar y ayudar” a las fuerzas gubernamentales, en su intento por recuperar el control de la ciudad de las manos del EI. El número de soldados de EE.UU. autorizados en Irak es de 5.262; sin embargo, la cifra real puede estar cerca de los 6.000 combatientes.

En Siria, por su parte, ya se ha puesto en práctica el elemento sorpresa por parte de EE.UU., pues RT encontró soldados estadounidenses cerca de la ciudad de Raqa en el marco de la operación Ira del Éufrates, cuyo despliegue no fue anunciado. Tales tropas, cuya presencia en ese sitio resulta contradictoria de acuerdo a las mencionadas promesas de Obama, han sido calificadas como “invasoras” por parte del presidente sirio, Bashar al Assad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here