Compartir

La ley amplía la tercerización del empleo a todas las actividades de las empresas, medida defendida por las patronales e impulsada por el presidente interino Michel Temer.

La segunda mayor central obrera de Brasil asegura que el Ejecutivo cometió “un grave error” al sancionar la ley que había sido aprobada el último 22 de marzo por el Congreso y reiteró la convocatoria a los movimientos obreros para participar en el paro nacional del 28 de abril liderado por la Central Única de Trabajadores (CUT).

El presidente de la Fuerza Sindical, Paulo Pereira da Silva, calificó como “nefasto” el proyecto de ley para los trabajadores y recalcó que “disminuye derechos y le quita el reglamento a las convenciones colectivas”.

El mismo viernes, Temer sancionó la medida que ya contaba con el visto bueno del Senado y que en la Cámara de Diputados fue aprobada por 231 votos a favor, 188 en contra y ocho abstenciones, a pesar de la fuerte presión ejercida por los congresistas de la oposición encabezados por el PT.

La Central Única de Trabajadores (CUT) lideró el viernes 31 de marzo varias protestas en ciudades del país contra las reformas a las leyes laborales y de pensiones implementadas por el presidente interino Michel Temer.

Los sindicalistas protestan contra la reforma al régimen de jubilaciones y el proyecto de ley aprobado la semana pasada por el Congreso que permite a las empresas tercerizar toda su mano de obra.

El proyecto autoriza la contratación por parte de las empresas de trabajadores tercerizados para todas sus actividades, algo que era permitido para actividades no específicas como limpieza.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here